Las personas que han tenido una baja por cáncer tienen menos probabilidad de continuar trabajando. Además, presentan una trayectoria de menor estabilidad laboral. En concreto, las personas sin baja o con baja por otros diagnósticos tenían al menos un 9 por ciento más de probabilidad de continuar en empleo en comparación con las personas trabajadoras que tenían una baja por cáncer.

Así lo desvela un nuevo estudio del Centro de Investigación en Salud Laboral (CiSAL), la Universidad Pompeu Fabra (UPF), el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), y el CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP). El mismo está publicado en la revista Scientific Reports y ha contado con la participación de la Universidad de Girona.

En este nuevo estudio han evaluado las trayectorias laborales en una muestra de personas trabajadoras asalariadas de Cataluña que tenían una baja por cáncer. Este grupo ha sido comparado con personas trabajadoras sin bajas o con personas con bajas laborales debidas a otras enfermedades.

Impacto en la estabilidad laboral

Los resultados muestran que las personas trabajadoras con baja por cáncer siguen trabajando después de terminar la ausencia con menos frecuencia que aquellas sin baja. Además, lo hacen con una trayectoria de menor estabilidad laboral.

El estudio concluye igualmente que el regreso al trabajo podría ser beneficioso para la salud de los pacientes de cáncer. Este da un mayor sentido de propósito, mayor confianza en sí mismos y un mayor sentido de pertenencia social asociado con el empleo.

Por todo ello, insisten en que los sistemas de salud y protección social deben garantizar a las personas que han padecido un cáncer la oportunidad de continuar su participación voluntaria en el mercado laboral. También que este pueda darse con una mayor estabilidad laboral.

De esta forma, recomiendan trabajar en programas de retorno gradual al empleo y adaptación de los puestos de trabajo. Siempre con el consenso de la persona trabajadora. Estas medidas ya se toman en los países escandinavos, Países Bajos, Reino Unido, Canadá y EE. UU.