Los pediatras de Primaria analizan la salud mental de los niños, el aumento de la obesidad y otros trastornos asociados a la pandemia. Así, se han marcado como objetivos recuperar los hábitos saludables y enfrentar las secuelas psicológicas de la pandemia. El Curso de Actualización en Pediatría de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), que preside Concepción Sánchez Pina, ha incluido estos temas.

También ha tratado otras problemáticas, como el aumento del sobrepeso y la obesidad y los trastornos de ansiedad en menores. Los médicos han destacado que estos cambios se observan en todas las edades, pero más especialmente en los menores de 7 a 12. Los niños de estas edades son las más afectados por la ansiedad, los trastornos del sueño y el aumento de peso.

La salud mental de los niños

Luis Carlos Blesa, pediatra del Centro de Salud de Valencia Serrería II, ha comentado que “la pandemia ha influido de forma muy notable en los hábitos saludables de los niños. Ha afectado a todas las edades y grupos sociales”. “El colectivo pediátrico tiene la impresión de que ha aumentado la obesidad y el sobrepeso en niños, y de forma notable. Al realizar los controles de salud tras estos meses constatamos aumentos ponderales superiores a los esperados”.

Por su parte, Concepción Bonet, pediatra del Centro de Salud Segre de Madrid, ha señalado que los pediatras de Primaria han detectado un aumento de “ansiedad de los niños: dificultad para dormir, miedo a salir a la calle… También trastornos de sueño y trastornos de ansiedad por separación con familiares graves o ingresados”.

Ambos facultativos han coincidido a la hora de reivindicar la prevención para mejorar la salud de los menores, tanto en el ámbito de la salud mental como física. “El papel del pediatra de Atención Primaria y de la Enfermería pediátrica es y debe ser siempre relevante en todos los aspectos relacionados con la salud infantojuvenil. Y no olvidemos que nuestro rol preventivo es igual de importante que el terapéutico”, ha dicho Blesa.