Recientemente el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en una entrevista a un medio de comunicación, declaraba que “la escasez de pediatras es una realidad, no sólo en Madrid, sino a nivel nacional. Madrid es la única Comunidad que tiene pediatría por las tardes, pero eso no quita para que queramos darle la máxima cobertura”. Ante estas declaraciones, las sociedades de Pediatría han querido recordar en primer lugar que las dificultades para conciliar la vida laboral y familiar es uno de los principales motivos de la falta de profesionales.

Dando un paso más, las sociedades científicas que agrupan a los pediatras de la Comunidad de Madrid y de toda España se han unido para defender su papel como pilar fundamental del modelo asistencial actual, así como su papel en intervenciones sanitarias como el Programa de Salud Infantil. Para ello han preparado un escrito en el que manifiestan que “la prolongación de las jornadas hasta las nueve de la noche es una de las razones fundamentales de la falta de pediatras en Atención primaria, que buscan mejores horarios para conciliar, encontrándolos en otros ámbitos de trabajo o en otras Comunidades”. A día de hoy, sin embargo, “a excepción de la aplicación de un tímido pilotaje de horarios, que pese a sus buenos resultados no piensan seguir impulsando, no vemos avances en mejorar las condiciones laborales”.

Además, Ruiz Escudero afirmaba que “la concepción de la especialidad de pediatría es una concepción estrictamente hospitalaria, con un nivel de complejidad y de resolución distinto de la Atención Primaria. Y tenemos profesionales, que formamos con un espíritu estrictamente hospitalario, que los queremos pasar a Atención Primaria”. Sobre esta cuestión, los profesionales responden que “la formación hospitalaria es indispensable para prestar asistencia adecuada a los pacientes”, pues “en AP también se atiende a pacientes con patologías graves y complejas”.

En definitiva, la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), la Asociación Española de Pediatría Extrahospitaria y Atención Primaria (SEPEAP), la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha (SPMyCM), y la Asociación Española de Pediatría (AEP), en representación de sus asociados, manifiestan en la misiva su “total desacuerdo” con las afirmaciones del consejero, así como su “rechazo absoluto” a lo que consideran un “menosprecio” hacia el modelo vigente de atención pediátrica español”.

Por último, los pediatras de Atención Primaria defienden su papel como pilar del modelo asistencial actual y reclaman a la Comunidad de Madrid medidas para paliar el déficit de profesionales.