Un nuevo trabajo de la revista Cancers concluye que los péptidos que inhiben la agregación de LDL podrían ser una estrategia terapéutica prometedora para limitar la proliferación de células tumorales. Así lo demuestra una investigación desarrollada por un equipo del área de Enfermedades Cardiovasculares del CIBER (CIBERCV). Este proviene del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB-CSIC), del Instituto de Investigación Biomédica Sant Pau (IIB Sant Pau) y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM).

En concreto, la acumulación de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la matriz extracelular juega un papel crucial para proporcionar una fuente de colesterol. Este contribuye al crecimiento y proliferación de las células tumorales en el adenocarcinoma ductal pancreático (PDAC). Es decir, el tipo más común de cáncer de páncreas.

En este nuevo trabajo, se puso el foco, en primer término, en los mecanismos que median el efecto de las LDL agregadas sobre la relación intracelular de colesterol esterificado/colesterol libre (CE/CL). También en el crecimiento de las células tumorales pancreáticas.

En segundo lugar, se planteó la eficacia de los péptidos diseñados para inhibir la agregación de LDL en estos procesos. Es decir, como potencial estrategia terapéutica antitumoral. “La agregación de LDL se puede inhibir eficazmente mediante péptidos basados en la proteína relacionada con el receptor de lipoproteínas de baja densidad (LRP1)”, detalla la investigación.

Péptidos con potenciales efectos antitumorales

Para evaluar estos dos aspectos, expusieron líneas celulares de cáncer de páncreas humano a LDL nativas (nLDL) o LDL agregadas (AgLDL). Todo ello en ausencia o presencia de péptidos basados en LRP1.  Los resultados confirmaron que las LDL agregadas regulan al alza la relación CE/CL intracelular. Asimismo, esta acumulación de colesterol intracelular inducida por la captación de AgLDLs juega un papel crucial. Tanto en el crecimiento y la proliferación de las células tumorales pancreáticas.

En esta línea, se pudo observar que estos efectos reguladores al alza fueron bloqueados por péptidos contra la agregación de LDL. De este modo, se podía afirmar que estos péptidos exhiben potenciales efectos antitumorales.

Tras estos resultados, la investigación insiste en que los péptidos de agregación anti-LDL merecen una mayor investigación como estrategias antitumorales en este tipo de cáncer.