“Los políticos han ignorado a los expertos; deben contar con los científicos; pero muchas de las medidas que han tomado se han hecho al margen de ellos”. Esta fue una de las conclusiones del primer encuentro del Observatorio COVID-19 ANIS, en el que participaron destacados especialistas de distintas áreas sanitarias.

Asimismo, pidieron auditorías externas para aprender de los errores de esta segunda ola que no tendría que haberse producido y evitar la llegada de una tercera. El encendido coloquio versó sobre “La pandemia que está doblegando a España: ¿qué está fallando?, ¿qué hacemos ahora?”.

La Directora General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, abogó, ante situaciones excepcionales, por medidas extraordinarias por todos los sectores sociales. Reconoció la debilidad de la Atención Primaria que no pudo dar la talla al inicio de la crisis, al tiempo que achacó el alto número de contagios, entre otros aspectos, a la vulnerabilidad de sectores que no pudieron confinarse.

el doctor Santiago Moreno

El doctor Santiago Moreno

“Los políticos han ignorado a los expertos”

El doctor Santiago Moreno, jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, fue contundente al señalar que la segunda ola podía haberse evitado.

Uno de los firmante del mensaje de 55 sociedades científicas a la clase política por la gestión de la COVID-19 sostiene la misiva porque “los políticos mandan en salud, pero no saben”.

Para Moreno, una parte de la sociedad tiene la culpa de lo que está sucediendo, pero Sanidad no ha puesto todos los medios para evitar esta segunda ola. “El número de rastreadores es insuficiente; además los mensajes no han calado y la población no ha sido capaz de hacer el aislamiento”.

Además, fue muy claro al indicar que se ha ignorado la opinión de los expertos, “que algo podrían haber aportado para poner algo de cordura en el tema”.

García, Olmos, Del Val

Los doctores García, Olmos y Del Val

El fallo de la Salud Pública

El epidemiólogo Fernando García, coautor del manifiesto que urgía a Ayuso a actuar, criticó el lenguaje de las autoridades sanitarias que hizo a la ciudadanía confiarse en la desescalada.

Ya en agosto el experto recordaba a la presidenta de Madrid que si no contrataban rastreadores, la Sanidad volvería a colapsarse.

Se hablaba de nueva normalidad y, sobre todo los jóvenes, pensaron que el virus ya no iba con ellos”, subrayó. “Además, el modo de vida de España también influyó”.

A su juicio, aquí ha fallado la Salud Pública, entendida como el esfuerzo colectivo y organizada por la sociedad. “Para controlar el virus es clave la  detección precoz, prevención y un ejército de rastreadores”.

Considera que también se podía achacar la situación actual a las precipitaciones por la desescalada. “La gente pensó que podía rebajar las medidas”.

“Deberíamos haber tenido más participación en la gestión”

La doctora Margarita del Val, química, viróloga, inmunóloga española e investigadora del CSIC, consideró que también los expertos tendrían que haber tenido más participación en la gestión de la pandemia.

Del Val fue una de las firmantes de las dos cartas en The Lancet en la que recomendaban contar con auditorias externas, “que cayeron en saco roto”.

Opina que todos deben de entonar el “mea culpa” porque durante la desescalada no se supo transmitir la situación complicada en la que se vivía. “No se dijo claramente”.

Del Val sostiene que de los errores hay que aprender, “por lo que hay que identificar las cosas que se han hecho bien, que han sido muchas”.

Entre ellas, destacó distintas iniciativas ensayadas en las Comunidades Autónomas y que son buenas opciones para el resto de territorios.  “El conocimiento es la base para  reaccionar mejor”.

“La transmisión asintomática, el gran problema”

Para la investigadora del CSIC, al igual que para el resto de los participantes en el coloquio, el problema es la transmisión asintomática. “La prevención es el gran fallo”.

El doctor José Martínez Olmos, ex secretario general de Sanidad del PSOE, apostó por la actitud propositiva, “por arrimar el hombro y doblegar la pandemia”.

Es partidario de contar con los aportes de los expertos y científicos, “reconociendo que tomar las decisiones les corresponde a los políticos”.

Asimismo, apostó por el fortalecimiento de la AP y la Salud Pública, la gran asignatura pendiente, sin olvidar la necesaria protección a los mayores, “no solo para que no se contagien, sino también por el bienestar de su salud mental”.

El objetivo inmediato de Olmos y el resto de los ponentes es que no haya una tercera ola de coronavirus.

“No se han hecho bien los deberes”

El epidemiólogo López Acuña

El epidemiólogo Daniel López-Acuña

El doctor  Daniel López Acuña, exasesor de la Dirección de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se refirió también a la transmisión asintomática como el rasgo definitivo de la expansión de la pandemia.

“En lo que está ocurriendo no hay misterio: la desescalada se hizo mal; la permisividad fue total y ahora pagamos las consecuencias”.

Sin protección, sin distancia física, sin reforzarse la plantilla de la AP, con poca capacidad de hacer PCR, sin aislar a los contagiados y reducir la cadena de transmisión. ¿Qué se esperaba?, pregunta.

López-Acuña sostiene que estar en mejores condiciones ante la gripe estacional, “para no tener que enfrentar una negatividad más amplia en una ola intensificada de otoño-invierno”.

Este epidemiólogo cree que hay que aumentar la pedagogía social para apoyar conductas responsables de las personas. “Hay mucho por hacer en la parte preventiva, de salud pública y brindar las residencias geriátricas que pagamos con más de 20.000 muertes en la primera fase de la pandemia”.

“La coordinación, un desastre”

El doctor César Carballo, médico de Urgencias en Hospital Ramón y Cajal y Coordinador de #UnaEstrategiaIntegral; criticó que España no tomara medidas para proteger sus fronteras. “Aquí se siguió la política de convivencia que se ha demostrado un auténtico fracaso; hemos visto también que el Ministerio era un cascarón vacío”, criticó.

Carballo fue muy duro con la falta de coordinación entre las Comunidades Autónomas, “una imagen que crea confusión en la ciudadanía”. A su juicio, falta la palabra autocrítica por los gobernantes tanto nacionales como autonómicos.

“Me gustaría que en Madrid reconocieran que podrían haber incrementado una política más agresiva. La cuestión es saber qué haremos ahora”, sentenció.

El doctor César Carballo

El doctor César Carballo

Años de pandemia

En el coloquio intervino también el doctor  Michael Kann (Suecia), presidente de la Sociedad Europea de Virología, quien fue contundente al señalar que aún nos quedan años de pandemia, “por lo que la opción es evitar y limitar las infecciones para que la gente no muera”.

Por su parte, el doctor José Luis Jiménez (EEUU), experto en química-física de aerosoles de la Universidad de Colorado, mostró su malestar por el escaso eco que tiene entre la OMS y Gobiernos tener en cuenta que la transmisión del virus es a través de los aerosoles.

“Hay evidencias científicas de ello, pero como todavía la OMS no lo admite, el Ministerio de Sanidad español lo sigue negando”.

Para el doctor Jiménez es importante dar a conocer esta transmisión para que la ciudadanía se proteja mejor y “así reducir la transmisión del virus”. En su opinión, hace falta campañas de concienciación, “porque los aerosoles son la mayoría de la transmisión”.

La periodista alemana Cristina Papelao reconoció el importante papel jugado por Angela Merkel en el inicio de la pandemia. “En un discurso televisado dejó claro que Alemania estaba ante el mayor desafío tras la II Guerra mundial”. “Esto, junto con las campañas de científicos, y expertos ha calado en la población; el liderazgo ha funcionado”, remarcó.