En una situación de pandemia, el Gobierno ha aumentado su inversión en Sanidad en 3149 millones de euros, un 75,3 por ciento más, incluyendo los fondos comunitarios. Y es que el Ministerio de Sanidad recibirá más de 2400 millones de la Unión Europea (UE) para la adquisición de vacunas, así como 1089 millones para el refuerzo de la Atención Primaria (AP) en nuestro Sistema Sanitario de Salud (SNS). Se trata de la financiación más alta en la historia del ministerio.

Cabe destacar que en los fondos europeos se incluye en el plan ‘renove’ de tecnología sanitaria con 400 millones. En total, las políticas sanitarias del Gobierno de Sánchez acapararán más de 7000 millones de euros.

ANDALUCÍA
La inversión alcanza una cota histórica

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, adelanta que las cuentas de su departamento en este ejercicio ascienden a 11.772 millones de euros. En su opinión, “estas cuentas cobran especial relevancia para garantizar a los andaluces disponer de los recursos necesarios para vencer al COVID-19”. Contemplan una partida de 450 millones de euros adicionales destinadas a reserva COVID “para atender aquellas necesidades que surjan relacionadas con el coronavirus”. En esta línea, menciona que la inversión en Sanidad alcanza el 7 por ciento del PIB andaluz, “una cota histórica”.

También puntualiza que “perseguimos la consolidación de la estructura, las mejoras acordadas en la mesa sectorial, la incorporación de los nuevos servicios autorizados en 2020 y continuar con la mejora de las condiciones salariales de los profesionales sanitarios”. Para ello, el Ejecutivo andaluz ha recogido en las cuentas del próximo año el impacto de las medidas salariales acordadas en 2020 y con impacto en 2021. Así, se contemplan 2,7 millones de euros destinados a la equiparación de las guardias; para la equiparación de la atención continuada, 3,1 millones, y 28,3 millones para la extensión de la exclusividad de los servicios.

ARAGÓN
Dispara su inversión hasta los 2328 millones

La consejera Sira Repollés sostiene que el presupuesto en Sanidad para este año ascenderá a 2328 millones para hacer frente a la pandemia. En este sentido, destaca que Aragón invertirá en el sistema público 1765 euros por habitante. En concreto, será un 12,35 por ciento más que el año pasado, que podría aumentar a 2358 millones si se incluyen los 30 millones de los fondos europeos finalistas, con el objetivo de hacer frente a las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

Es el presupuesto en Sanidad más alto de su historia, “resultado del compromiso político del Gobierno”, recalcando que “casi 2 de cada 5 euros que gestiona la comunidad autónoma van para Sanidad”.

Repollés justificó el incremento de las cuentas en la “necesidad de seguir invirtiendo en Salud Pública, Asistencia Sanitaria, tanto en Atención Primaria como Especializada, sistemas de información, tecnologías y nuevas infraestructuras”.

Más del 90 por ciento del presupuesto para la consejería se destinará al Servicio Aragonés de Salud, con 2177 millones de euros, un 12,88 por ciento más respecto al ejercicio anterior. Se trata de 245 millones más, de los que 107 millones se destinarán a personal, una categoría cuyo gasto asciende a los 1175 millones de euros. Durante el estado de alarma se realizaron en el Servicio de Salud unas dos mil contrataciones de diferentes categorías.

ASTURIAS
La comunidad que más invertirá por habitante

El consejero de Salud del Gobierno del principado, Pablo Fernández Muñiz, explica que el presupuesto de su departamento para 2021, que registra un incremento del 7,8 por ciento, alcanza hasta 1952 millones. Las cuentas estarán este año “muy condicionadas” por la pandemia de la COVID-19 y, de hecho, la actividad de la consejería se centrará en gran medida en hacer frente al coronavirus.
El capítulo destinado a la salud vuelve a convertirse en uno de los ejes de las cuentas regionales, con 1968 millones de euros en total, lo que supone el 37,57 por ciento de las mismas, y un aumento de 140 millones de euros. Remarca que 60 millones están asociados directamente a la COVID-19: 34 millones para refuerzo y contrataciones de personal y otros 26 para compra de equipamientos y material de protección.

Ha subrayado que, en la actual situación de crisis sanitaria mundial, el Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) se reserva para 2021 algo más de 1913,5 millones de euros y se configura como “la principal herramienta para hacer frente a la situación extraordinaria de crisis sanitaria”. Del mismo modo, este nuevo servicio coordinará las diferentes intervenciones poblacionales centradas en la contención de la pandemia y apoyará a otros órganos del principado en la respuesta ante situaciones de alerta o emergencia sanitaria.

BALEARES
El gasto “más alto nunca visto antes”

El aumento de la financiación permitirá formar a 600 MIR y destinar 68 millones para carrera profesional. Patricia Gómez, consejera de Salud de las islas Baleares, califica el presupuesto para este 2021 como “el más alto nunca visto”, con un aumento del 12 por ciento más en los presupuestos, que se sitúan en un total de 1900 millones de euros. “Se trata del 33 por ciento del total del presupuesto autonómico. Es un aumento de 200 millones que nos permitirá luchar con garantía contra el COVID-19”. Gómez ha resaltado el esfuerzo para ampliar y consolidar la plantilla de profesionales sanitarios, ya que “sin profesionales no hay Sanidad”, y ha adelantado que en 2021 se destinarán 68 millones de euros a abonar la carrera profesional a todos los profesionales interinos y se consolidarán los procesos de oposición en el primer trimestre del año.

La consejera ha reivindicado que durante la pandemia han contratado 900 profesionales y han aumentado el gasto de personal previsto para este año, donde no habrá ningún recorte. En cuanto a los residentes, el incremento presupuestario también contempla un aumento con un total de 12 unidades docentes que formarán cerca de 600 MIR.

La Dirección General del Servicio de Salud también verá incrementado su presupuesto un 12 por ciento más respecto al año pasado, con 1800 millones de euros en total.

CANARIAS
Un 5 por ciento más para reforzar la AP y Especializada

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, adelanta que su presupuesto sube un 5,1 por ciento hasta alcanzar los 3301 millones de euros para potenciar especialmente las áreas de Atención Primaria y Salud Pública. Sanidad administrará el 38 por ciento del presupuesto autonómico a través de su principal organismo autónomo, el Servicio Canario de Salud (SCS), que aumenta su partida en 160 millones y gestionará más de un tercio de cada cien euros de gasto público previsto para Canarias en 2021.

Resalta especialmente las mejoras en AP, que crece un 7,7 por ciento, hasta superar los mil millones de euros por primera vez en la historia, y en Salud Pública, que manejará más de 35 millones tras una subida del 24,5 por ciento. Entre las dos partidas representan más del 50 por ciento de la subida presupuestaria.

El gasto de personal crece un 7 por ciento hasta situarse en 1743 millones de euros; el aumento se corresponde con el mantenimiento de las contrataciones de personal de refuerzo para la Atención Primaria, la Atención Especializada y de Salud Pública. “Es un capítulo primordial para el Ejecutivo porque se consolida la plantilla y aumentan los efectivos”, ha declarado, al tiempo que adelanta que también se está trabajando para definir la próxima Oferta de Empleo Público (OPE), para lo que habrá una reunión de la mesa sectorial la próxima semana.

CANTABRIA
70 millones más “para situar a la Sanidad donde le corresponde”

El Ejecutivo de Cantabria dedicará a Sanidad este ejercicio un total de 996.633.244 euros, superando en un 8,1 por ciento el importe del ejercicio anterior. Asimismo, 74,6 millones se destinarán en términos absolutos para situar a la salud donde le corresponde, como uno de los pilares del Estado de bienestar, y luchar de forma decidida contra la COVID-19. Estos presupuestos suponen la partida más alta de todas las cuentas del Gobierno regional. El consejero Miguel Rodríguez asegura que su área recibirá un montante global de 25.901.806 euros, un 21,4 por ciento más que en 2020. Por su parte, el Servicio Cántabro de Salud (SCS) alcanzará los 970.731.438 euros, 70 millones más que en 2020.

Por gerencias, el mayor incremento porcentual corresponde a la Atención Primaria. La apuesta decidida por el refuerzo de este servicio, vital en la actual coyuntura, hace que el total ascienda en un 8,5 por ciento. Concretamente, la cifra total sumará 12.680.961 euros más. La asignación referida a la consejería se ha especificado de la siguiente forma: Secretaría General (5.988.977 euros); Salud Pública (12.655.892 euros); Ordenación, Farmacia e Inspección (4.859.316 euros) y Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios (2.397.621 euros). Estas cantidades reforzarán la política de personal, cuya partida se incrementa un 22 por ciento.

CATALUÑA
Presupuestos prorrogados

Al estar pendientes de la formación de Gobierno tras las recientes elecciones, el presupuesto de Salud en Cataluña está prorrogado. Así, en 2020 aumentó el gasto no financiero y no finalista en 3070 millones de euros respecto a las cuentas de 2017, las últimas aprobadas y prorrogadas hasta ahora. Esto se traducirá en 908,5 millones más para la Sanidad catalana, lo que se traducirá en un presupuesto total para Salud de 9784,51 millones de euros.

Tras la crisis, Cataluña recuperó el gasto en inversiones con un repunte de 405,2 millones y un total de cerca de dos mil millones de inversión para el sector público. El acuerdo aumentó la financiación del Sistema Público de Salud en 908,5 millones, lo que revertirá en un incremento de la plantilla en más de 8000 profesionales, y también se promoverá un decreto de accesibilidad al sistema sanitario, dotado con 20 millones, para reducir las listas de espera.

Además, las políticas de investigación, desarrollo e innovación contarán con una dotación global del conjunto del sector público de 121,4 millones de euros más (+24,5 por ciento), hasta los 615 millones. Por otro lado, el Gobierno destinará partidas concretas por la crisis sanitaria sobrevenida por la pandemia.

CASTILLA-LA MANCHA
Sanidad se lleva un tercio de los presupuestos

La partida para Sanidad de Castilla-La Mancha será de 3664 millones de euros, 674 millones más respecto al año anterior. Un crecimiento del 22 por ciento, unos presupuestos calificados como realistas y que piensan en las necesidades de las personas, al mismo tiempo que ofrecen progreso y responsabilidad.

La partida de Sanidad representa un tercio del total de los presupuestos, siendo por tanto a la que más dinero se destina. Dentro de esta, la parte que más aumenta, concretamente un 126 por ciento, es la destinada a la inversión en equipamientos sanitarios. “Son más de 216 millones de euros, donde se implementan numerosas iniciativas, tanto de equipamiento sanitario como de gran cantidad de actuaciones en hospitales y centros de salud, así como inversión en la mejora digital de los centros de AP y modernización de los sistemas de gestión”.

Los gastos de personal supondrán 1815 millones de euros, es decir, el 49,5 por ciento del total de la partida, con un incremento de casi el 14 por ciento respecto a 2020. Mientras que el capítulo 2, de bienes corrientes y servicios, estará dotado con 969,03 millones de euros, un 27,8 por ciento más que en 2020, con la finalidad de “poder atender adecuadamente las necesidades de los centros sanitarios dependientes del Servicio de Salud, y continuando en la línea de potenciar los procesos de compras centralizadas y normalizar el catálogo de productos para adecuarlos a las necesidades comunes”.

CASTILLA Y LEÓN
Eleva un 21,6 por ciento su presupuesto sanitario

El Gobierno autonómico en sus presupuestos se ha reservado para Sanidad más de 4365 millones de euros. Son los presupuestos más elevados de la historia autonómica. Las cuentas para el próximo ejercicio alcanzan 12.291,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 13,19 por ciento respecto a las últimas aprobadas, correspondientes a 2018.

Estos presupuestos se han confeccionado con el objetivo de dar una respuesta firme a los desafíos planteados por la crisis sanitaria originada por la COVID-19, “de manera que combinan el refuerzo de las políticas sociales con las de impulso económico para apuntalar la recuperación de Castilla y León”, señalan desde el Ejecutivo regional.

Las cuentas de la Junta de Castilla y León para 2021 reservan 296 millones de euros para ejecutar políticas de ciencia y tecnología, unos créditos que crecen un 24 por ciento. Destaca el avance del 75 por ciento en los fondos destinados a la innovación.

Extremadura
Reforzará las contrataciones en AP

La consejería de Sanidad de Extremadura dispondrá de 1858,2 millones de euros, lo que supone un incremento de 134,4 millones más que en el ejercicio anterior, es decir, un 7,8 por ciento más, según anuncian desde el Ejecutivo extremeño.

Buena parte de este incremento se destinará a reforzar las plantillas, concretamente 60,7 millones de euros para nuevas contrataciones en Atención Especializada y 14,5 millones en AP, según recoge en un apartado reservado a las contrataciones de personal eventual y sustitutos frente a la pandemia de COVID-19.

Por otro lado, se reserva una partida de 6,6 millones de euros para el nuevo hospital de Don Benito-Villanueva, ante la previsión del inicio de su obra de construcción. Explican que el gasto adicional al que se ha visto sometida la comunidad autónoma para paliar los efectos de la COVID-19 ha alcanzado los 150 millones de euros, de los cuales el 86,5 por ciento se han destinado a gasto de personal en Sanidad, educación y administración. En ese sentido, desde el Gobierno resaltan el esfuerzo que realizan para ofrecer un buen servicio sanitario: “Somos la comunidad autónoma que más invierte en AP, con 246 euros por persona, mientras que la media nacional está en 155 euros, y somos la segunda que más invierte en dependencia, con 286 euros por persona”.

GALICIA
Llega hasta los 4587 millones

Galicia aumenta su presupuesto sanitario para 2021 un 11,6 por ciento, hasta 4587 millones de euros. Así lo comunicó el consejero de Sanidad de la Xunta de Galicia, Julio García Comesaña, en la presentación de los presupuestos. El responsable sanitario detalló que los presupuestos sanitarios para 2021 se incrementan en 478 millones de euros respecto al importe de 2020. El consejero ha indicado que se creará un fondo de contingencia con 115 millones de euros para financiar las necesidades del personal sanitario debido a la pandemia.
Galicia ha aumentado un 40 por ciento el presupuesto de bienes y servicios, lo que se traduce en una partida de 45 millones de euros para material sanitario en AP y en Atención Hospitalaria. Además, también consta la compra de material de protección para profesionales y 18 millones de euros para más equipos de laboratorio.

La Consejería de Sanidad ha duplicado su gasto en la rehabilitación y adecuación de centros de Atención Primaria hasta 55 millones de euros, frente a los 26 millones de euros. En el ámbito de salud mental, los presupuestos han alcanzado los 6,6 millones de euros.

MADRID
La región con más PIB y la que menos invierte en Sanidad

La Comunidad de Madrid invierte en Sanidad el 3,3 por ciento del PIB, muy lejos de Castilla-La Mancha (8,6 por ciento) y de Extremadura (9 por ciento).

A pesar de todo, el Gobierno de la popular Díaz Ayuso preveía unos presupuestos sin más deuda y destinar cerca de diez mil millones para Sanidad. El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, tenía un borrador de presupuestos con varias premisas: una, que no haya más deuda ni se aumente el déficit en 2021; y dos, atender las necesidades extraordinarias que se van a producir, sobre todo, en Sanidad y Educación. De hecho, calculan que el gasto en Sanidad se disparará por encima de los 10.000 millones. Unos presupuestos que tendrán que esperar por la actual situación que vive el Ejecutivo de Madrid.

Las intenciones de sus dirigentes eran que los presupuestos “reforzarán la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales, pero muy especialmente la economía, porque son momentos muy difíciles para todos. Hay que evitar el cierre de Madrid a toda costa”.

Por otra parte, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), en su ‘Informe 2021 sobre la Atención Primaria en las Comunidades Autónomas’, con los datos disponibles de 2017, 2018 y 2019, advierte de que, en 2018, la Comunidad de Madrid fue la que registró un menor gasto sanitario por habitante y año en el primer nivel asistencial, en concreto: 147,97 euros.

LA RIOJA
Presupuesto histórico para cambiar la Sanidad pública

La titular de Salud y portavoz del Gobierno, Sara Alba, destaca que los presupuestos de la consejería para este año ascienden hasta los 552,39 millones de euros, un 16,25 por ciento más respecto a las cuentas de 2020. “Es un presupuesto histórico en materia de Salud para La Rioja y hemos de distribuirlo teniendo en cuenta que tenemos que gestionar la pandemia, reforzar el sistema público, dotarlo de mayor calidad y cumplir un pacto de Gobierno”, explica. En su opinión, cumplen con este triple objetivo de gestionar la pandemia, reforzar el sistema público y de calidad y avanzar en el acuerdo de Gobierno.

La plantilla del Servicio Riojano de Salud (SERIS) se incrementa un 7,8 por ciento, hasta llegar a las 3857 plazas (280 nuevas), con el fin de estabilizar el empleo y captar el talento para que se quede en la comunidad ofreciendo, entre otras, mejores condiciones a los profesionales. En AP habrá una fuerte inversión para la modernización de equipamientos (ecografías, tecnología diagnóstica, camillas eléctricas, etc.) y la mejora de procedimientos y nuevas tecnologías.
En total, el SERIS incrementa su presupuesto para 2021 un 16,9 por ciento, hasta los 347,2 millones de euros.

MURCIA
El 41 por ciento de su presupuesto a Sanidad

En 2020, las cuentas de Murcia destinaron a la Consejería de Sanidad un total de 1.884 millones de euros. Esto supone el 41,2 por ciento de la cantidad total, que asciende a 4753 millones de euros, con un crecimiento de 110 millones, un 2,4 por ciento respecto al ejercicio anterior.

A pesar de que, en líneas generales, aumenta la dotación presupuestaria del Ejecutivo regional, la partida destinada a la Sanidad tan solo se ve incrementada en dos millones respecto al año 2019, cuando su presupuesto fue de 1882 millones de euros, lo que supone un aumento de apenas del 0,1 por ciento. De este modo, para el presente ejercicio se destinarán unos 5 millones de euros diarios a la Sanidad murciana. Según ha informado el propio Gobierno, estas cuentas ponen el acento en reducir las listas de espera, invertir en prevención y promoción de hábitos saludables e implementar las últimas tecnologías para mejorar el servicio a los ciudadanos.

El Gobierno regional destina 8 de cada 10 euros a potenciar el estado del bienestar a través de la prestación de la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales. Para financiar estas áreas, el presupuesto contempla créditos por importe de 3765 millones de euros (entre los que se incluyen los 1884 millones en Sanidad), lo que supone más de 10 millones de euros diarios. Los 988 millones de euros del presupuesto restante se destinan a la gestión del resto de servicios públicos.

NAVARRA
Gestionará 1253 millones

Salud de la comunidad foral incrementa su presupuesto para la contención de la COVID-19 en unas cuentas que crecen un 7,8 por ciento. Gestionará 1253,82 millones de euros en 2021, la mayor subida desde 2015, con los que también prioriza las plantillas y recursos en AP y Salud Pública.

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha diseñado un presupuesto para 2021 condicionado por la pandemia de la COVID-19, una realidad que tiene su reflejo en unas cuentas que suman un total de 1253,82 millones de euros y que se consideran una pieza clave para iniciar la recuperación sanitaria y social. A pesar del impacto del coronavirus, el presupuesto refleja también el objetivo preferente del departamento de reforzar la AP y la Salud Pública, así como reducir las listas de espera. La cuantía global consignada para este año supone un 7,8 por ciento más (90,60 millones) que la de 2020, lo que representa la mayor subida desde 2015. El gasto por habitante en Salud alcanzará este año 1897,18 euros.

Por unidades orgánicas, el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea copa 1215,22 millones, un 7,9 por ciento más que en 2020, y dentro de él destaca la apuesta por la AP, cuyo presupuesto sube un 14,02 por ciento. Salud ahonda en una de las grandes líneas del departamento: la apuesta por la AP, cuya inversión sube hasta los 188,59 millones de euros, un 14,02 por ciento más que con respecto a 2020.

De los 1215,22 millones presupuestados, por ámbitos de actuación, además del mencionado aumento en AP, Salud Mental sube un 4,48 por ciento para una estimación de gasto de 37,23 millones de euros. Por su parte, la Asistencia Hospitalaria está dotada de un presupuesto de 693,56 millones de euros, con un incremento del 8,62 por ciento.

PAÍS VASCO
Salud, el departamento con más presupuesto

Salud contará en 2021 con 4183 millones de euros, un 6 por ciento más que el año anterior, según el presupuesto elaborado por el Ejecutivo que ha sido presentado en comisión por la consejera del ramo, Gotzone Sagardui. Se incorporan partidas específicas para la lucha contra la COVID-19 (185 millones) y se reforzará la AP con un aumento de plantilla y más dotación de material.

El de Salud es, un año más, el departamento con mayor dotación económica, un tercio del presupuesto total del Gobierno vasco. Así, el gasto sanitario público por persona volverá a crecer situándose en 1902 euros, según ha destacado Sagardui. La consejera ha hecho hincapié en el ámbito de la AP, que ha adquirido un espacio singular con el refuerzo de inversiones y plantilla. El área se reforzará con 196 profesionales más, y se destinarán, por segundo año consecutivo, 21 millones en inversiones para las reformas y mejoras de los centros de salud.

La mayor partida del Departamento de Salud se destina, un ejercicio más, a Osakidetza, que recibe 3216 millones de euros (un 7,2 por ciento más que en 2020). Del total del presupuesto de Osakidetza, 7 de cada 10 euros se dedicarán a gastos de personal, que este año ha aumentado un 7,4 por ciento respecto al presupuesto del año pasado.

Además, cerca de 70 millones de euros se destinarán a inversiones para la modernización y actualización de las infraestructuras.

VALENCIA
Incremento en el gasto de personal

Sanidad de Valencia aumenta un 10 por ciento el gasto en personal por la COVID-19 para 2021, pero baja en investigación. La Consejería valenciana de Sanidad recibirá 7530 millones de unos presupuestos de la Generalitat, lo que supone un 10,4 por ciento más que en 2020 y representa casi una quinta parte del presupuesto.

Como ya era previsible, Sanidad, junto a Educación, se llevan la mayor parte del incremento en gasto de personal, concretamente: el 52 por ciento para Sanidad y el 40 por ciento para Educación. Más específicamente, el 30 por ciento del aumento de inversión en personal irá a sanitarios para la lucha contra la COVID-19 y el 25 por ciento será para personal docente de refuerzo durante la pandemia e inicio del curso.

Sin embargo, una parte llamativa es el descenso del presupuesto destinado a investigación en ciencias de la salud, otra rama esencial durante la pandemia. Y es que el presupuesto del programa ha bajado un 8,93 por ciento, de 20,8 millones a 18,9 millones, donde se reducen las partidas de transferencias de capital y compras de bienes, aunque se incrementan las de personal e inversiones reales.

El principal objetivo es reforzar la Asistencia Sanitaria, que contará con 5204 millones (+14 por ciento), junto al aumento de 310 millones en personal para crear nuevas plazas estructurales al margen de la pandemia. Las inversiones en infraestructuras y tecnologías sanitarias aumentarán un 44,7 por ciento, hasta 202 millones, con la intención de construir 20 ambulatorios, ampliar 12 y reformar cinco, junto a actuaciones en diez hospitales.

Para centros de Salud Pública se presupuestan 121,6 millones; para modernización de tecnología sanitaria, 60,4 millones; para Salud Mental, 95 millones, y para la reducción de la lista de espera quirúrgica 41,2 millones.