La violencia de género es un problema social que debe implicar a toda la sociedad, también a los profesionales de la salud. La Comunidad de Madrid ha lanzado una campaña de concienciación para visibilizar el impacto de esta lacra social en las mujeres y sus hijos, y especialmente los efectos que causa en su salud.

En concreto, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a través de la campaña: “Diagnóstico: ¿Violencia de género?”, pretende recordar a las mujeres que los profesionales sanitarios, y en primera instancia los profesionales de los centros de salud, son un colectivo que pueden ayudar a la mujer si sufre violencia de género y se insta a confiar en ellos.

Cabe recordar que, según el estudio publicado recientemente por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, las mujeres víctimas de violencia de género tardan una media de 8 años y 8 meses en verbalizar su situación, ya sea a través de los recursos socio-sanitarios o bien interponiendo denuncia.

Es por ello que contar con la implicación de los profesionales de los centros de salud puede ser clave para detectar de forma más temprana estos casos. De esta forma, la campaña recuerda que la consulta de Atención Primaria posibilita el establecimiento de relaciones de confianza que ayudan a la mujer a reconocer y afrontar su situación, y a los profesionales sanitarios a identificar sus necesidades de salud, las de sus hijos o hijas y los recursos a los que derivar para una atención integral. Esta campaña, financiada por los fondos de Estado en materia de Violencia de Género, está coordinada por la Dirección General de Humanización y Atención al Paciente en colaboración con unidades de la Consejería de Sanidad que están integradas en la “Comisión Técnica de Acciones en salud frente a la Violencia de Género”, que preside la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid.

La formación de los profesionales de Atención Primaria

Además de concienciar a las propias afectadas de que los centros de salud pueden ser un recurso importante que las ayude a salir de su situación, desde la Consejería de Sanidad también se trabaja para dotar de más herramientas a los propios especialistas, para que sean capaces de detectar estos casos y saber cómo actuar al respecto.

Para ello, los profesionales de Atención Primaria cuentan con el documento “La violencia de pareja hacia las mujeres: Guía de Actuación en Atención Primaria. Equipos y Unidades de Apoyo”, que responde a la necesidad de aportar información y herramientas para el manejo de cuestiones, como la identificación de indicadores de sospecha de violencia de género, intervención con las víctimas, los aspectos legales, el papel del profesional en la notificación de la sospecha, información sobre los recursos socio-sanitarios específicos disponibles, criterios de derivación en el marco de los servicios sanitarios y la activación de otros recursos. Dicha labor se encuadra enel Servicio de Detección de Riesgo de Maltrato Familiar, un servicio transversal que aborda, desde hace diez años, tanto el maltrato en las mujeres como el infantil y el del anciano.

Asimismo, desde la Comunidad de Madrid recuerdan que la formación de los profesionales de Consejería de Sanidad en Violencia de Genero está contemplada en los planes anuales de Formación Continuada, como una línea específica desde el año 2005.

Estas actividades formativas van dirigidas a los profesionales de los niveles asistenciales de Atención Primaria, Hospitalaria, Urgencias y Salud Pública. Con carácter general, la formación se estructura en actividades de sensibilización, básicas y específicas. Los aspectos contemplados incluyen formación en violencia de pareja, violencia sexual, mutilación genital femenina, efectos en los hijos e hijas como víctimas y testigos de la situación de violencia, trata de seres humanos para explotación sexual, aspectos legales, situaciones de vulnerabilidad (embarazo, infancia y adolescencia, mujeres mayores, adicciones…) y potenciar habilidades y herramientas necesarias para la atención (comunicación, entrevista clínica…). Igualmente, incluye formación de formadores y formación específica dirigida a los profesionales con especial implicación, como son los responsables de violencia de género de los centros asistenciales.

Más información en: http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/violencia-genero-salud