Médicos, dentistas y farmacéuticos de la Comunidad de Madrid se han comprometido a impulsar el uso de receta la electrónica privada en la región. El pasado 13 de mayo, el Grupo de Trabajo del Observatorio de la Profesión ya abordó una serie de actuaciones para potenciar el uso del sistema de receta electrónica en el ámbito de la asistencia sanitaria privada. También estrechar la coordinación entre profesionales.

El objetivo es que los pacientes puedan beneficiarse de esta plataforma de prescripción y dispensación que refuerza la seguridad del proceso al identificar sin error al paciente, el prescriptor o el medicamento, entre otras ventajas, ha informado el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) en un comunicado.

En la actualidad, se prescriben y dispensan más de 25.000 recetas médicas privadas al mes a través de la plataforma creada por el ICOMEM. A la misma están conectadas 2.750 oficinas de farmacia. El 97 por ciento del total de la red madrileña.

Uso de la receta electrónica privada

El objetivo de esta reunión fue profundizar en el uso de la receta electrónica y mejorar sus prestaciones. Tanto para los profesionales como para los pacientes. Estos son los objetivos que se han propuesto los tres colegios y que marcarán el calendario de este Grupo de Trabajo interprofesional en el futuro.

Entre otros contenidos, se analizaron distintas posibilidades. Estas pasan por la renovación automática de prescripciones en tratamientos crónicos, la mejora de la prescripción en formato papel o la sustitución o anulación de recetas electrónicas privadas.

Los representantes de los tres colegios profesionales acordaron reunirse de forma periódica para seguir compartiendo información. De esta forma podrán avanzar en el uso y las utilidades que ofrece la plataforma de receta electrónica privada.