SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador

Los especialistas en Psiquiatría serán los próximos protagonistas de la crisis sociosanitaria causada por la pandemia del COVID-19. El estado emocional del personal sanitario que ha participado en el abordaje del coronavirus es una de las principales preocupaciones del sistema a corto, medio y largo plazo. Los expertos hablan ya de estrés postraumático, y se han creado diversas iniciativas para ayudar a estos profesionales que han tenido que practicar una insólita Medicina de catástrofes.

Desde el pasado 3 de abril el Ministerio de Sanidad, a través de la Fundación La Caixa, ha puesto en marcha un servicio telemático de acompañamiento psicológico que ya ha ayudado a más de 300 profesionales sociosanitarios. El Consejo General de Colegios de Psicólogos de España ha seleccionado los profesionales de la Psicología que prestan esta atención telemática.

La plataforma del Ministerio ofrece ayuda mediante teléfono o videoconferencia con el objetivo de minimizar el impacto de la tensión emocional. Para ello, ha habilitado el teléfono 900 670 777, con un horario de 9 a 22 horas, de lunes a domingo. Este servicio telemático tiene el apoyo de la Fundación Galatea, vinculada al Consejo de los Colegios de Médicos de Cataluña.

Programa de Ayuda al Médico Enfermo

Otra entidad colegial, el Colegio Oficial de Médicos de Málaga, también ha puesto en marcha la Unidad de Apoyo Emocional, dirigida a toda la colegiación. Esta unidad está dando soporte psicológico a los médicos que atraviesen una situación de presión profesional y emocional provocada por la pandemia. La consulta está coordinada por el psiquiatra José Miguel Pena Andreu, responsable del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) del colegio malagueño. Además, este especialista también está escribiendo una serie de artículos con recomendaciones para la colegiación. En general, los PAIME de todos los colegios provinciales están preparados para atender y tratar las secuelas de la actual crisis sanitaria.

Iniciativa de EE. UU.

En Estados Unidos varias agencias federales y grupos del sector privado han comenzado una campaña para prevenir el suicidio y abordar las enfermedades mentales resultantes de la pandemia del COVID-19. El proyecto está liderado por Joshua Gordon, director del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), quien explica en Medscape Medical News las posibles secuelas: “Nuestra investigación de desastres y epidemias anteriores nos indica que los efectos sobre la salud mental son poderosos y crecen durante las semanas y meses posteriores”.  https://www.medscape.com/viewarticle/929797?src=wnl_edit_tpal&uac=360937DY&impID=2367783&faf=1

Según avanza este experto, los psiquiatras probablemente se convertirán en “la segunda línea de frente” cuando la pandemia termine, ya que deberán cuidar la salud mental de los pacientes, los médicos y otras personas que muestran signos de ansiedad, depresión e incluso trastorno de estrés traumático de COVID-19. También la soledad, el aislamiento y las dificultades económicas podrían tener consecuencias a largo plazo.