La puerta del Sol de Madrid ha sido el lugar elegido para una nueva concentración a favor de la Sanidad Pública. El movimiento ‘Sanitarios Necesarios‘ ha reclamado más recursos para la Sanidad Pública. También una mejora de las condiciones laborales de los sanitarios madrileños y el fin de las privatizaciones en el sistema público de salud.

Entre otras peticiones, han reclamado la restitución de las 35 horas semanales y garantizar el descanso del personal. Han denunciado que muchos profesionales de la salud “encadenan trabajos temporales”. Por ello, han exigido la continuación de los 10.000 sanitarios madrileños contratados por el coronavirus en la Comunidad de Madrid, y que han sido renovados hasta diciembre.

Los asistentes han con mascarillas y se han colocado una cinta verde que garantizaba los 1,5 metros de distancia de seguridad. Durante el acto, se ha pedido la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Además, se han guardado dos minutos de silencio como homenaje a las víctimas de la pandemia.

Sanitarios madrileños y residencias privadas

Otro de los temas a debate es la situación de las residencias privadas para ancianos y de los sanitarios madrileños en las mismas. La portavoz de ‘Sanitarios Necesarios’, Paloma Jorge, ha explicado que los ratios en las residencias de mayores son “inhumanos y muy precarios”. Así ha denunciado que la privatización de estos centros ha provocado que se trate al personal “como sanitarios de segunda”. A su juicio, “la brecha salarial y otros detalles del convenios no son justos”.

Así, Jorge ha señalado que “hay que darle una vuelta” al modelo de residencias porque la privatización no ayuda. “No puede ser que haya un auxiliar gerocultor para 15 ó 20 residentes”, ha afirmado la portavoz.

“Hicimos cuanto pudimos”, han defendido los trabajadores de las residencias. También han exigido que se les considere personal sanitario y depender de la Consejería de Sanidad. “Que se nos proporcionen los medios y recursos necesarios”, han exclamado.