Este miércoles se produjo por fin la reunión del Ámbito de Negociación con el Ministerio de Sanidad, siendo la primera desde que comenzó la crisis por el coronavirus. El hecho de que durante todo el periodo de crisis no se haya convocado el Ámbito de Negociación ha sido una situación que han denunciado todos los representantes sindicales, que han criticado que carece de sentido estar aprobando ahora actas de las anteriores, fechadas en 2018.

El principal tema del Orden del Día ha sido el de los residentes, dado que era una cuestión urgente de resolver.  Según han informado desde Sanidad, este jueves 14 de mayo se publicará la Orden que prorrogue el proceso de selección, que será vía telemática para todos siguiendo el mismo modelo que se ha utilizado en convocatorias anteriores para los aspirantes extranjeros. El objetivo es que las plazas se elijan durante el mes de julio y la incorporación de los nuevos residentes sea durante el mes de septiembre. Además, se han aumentado en 143 las plazas fijadas, la mayoría para las especialidades más relacionadas con el coronavirus, como Medicina de Familia, Salud Pública, Neumología, Medicina Interna y UCI, entre otras

A este respecto, para CESM, la postura esgrimida por el Ministerio respecto a los temas sobre contratación, los no titulados MIR, la homologación de títulos y los estudiantes o incorporación de residentes, de que eran competencia autonómica y por tanto su misión era únicamente la de coordinar y armonizar, ha resultado insuficiente.

Por su parte, desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO) han centrado sus propuestas en esta reunión del Ámbito de Negociación en reclamar la renovación las contrataciones hasta el 31 de diciembre, porque ahora toca además de seguir combatiendo la pandemia, y una mayor inversión en Atención Primaria, incrementando las plantillas para poder asumir el seguimiento de los pacientes que han pasado el COVID y la supervisión.

De este modo concluían que no hay que olvidar que un objetivo fundamental es incrementar la financiación del Sistema Sanitario Público. “Los recortes sufridos también han tenido consecuencias muy negativas en este período, no solo para los profesionales sino para la población en general”, han recordado desde el sindicato.