La Mesa Sectorial de Sanidad abordará este jueves el denominado Plan de Mejora de la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid. Ante la misma los sindicatos ya advierten de que van a exigir un incremento de la plantilla en todos los niveles asistenciales. Para ello es imprescindible más inversión.

En concreto, el borrador del Plan contempla una serie de medidas a implantar en tres años con una dotación presupuestaria de 73 millones de euros (19 millones para 2021). Este incluía un incremento de plantilla superior a 1.222 plazas. Las mismas estaban destinadas a todos los perfiles profesionales.

Los sindicatos rechazaron el texto al considerar que contempla una "plantilla muy recortada y una financiación paupérrima". En este sentido, cuatro de ellos (Satse, CC.OO., CSIT y UGT). defendieron la necesidad de más inversión. Así cifraron en 200 millones el presupuesto para el presente año y la creación inmediata de 3.730 empleos. Todo ello además de la conversión de los actuales contratos temporales en interinos.

Una reunión para conseguir más inversión

La reunión, convocada a primera hora de manera telemática, tiene como único punto del orden del día una propuesta para acordar el calendario. El mismo concretará temas a tratar y dinámica de reuniones para la negociación del Plan.

Sin embargo, los sindicatos ven necesaria esta nueva reunión para avanzar en más inversión. "La Atención Primaria en Madrid debe avanzar hacia el objetivo de suponer el 25 por ciento de la inversión sanitaria de la región. Esto significa 2.250 millones de los 9.000 que hay de presupuesto sanitario. Actualmente, estamos muy lejos con unas cifras del 11 por ciento. Es decir, 1.000 millones”, han denunciado desde Amyts.

Frente a la propuesta del Ejecutivo autonómico, los sindicatos reclaman al menos 3.730 nuevas contrataciones. De las mismas, 600 irían para medicina de familia; 250 para pediatras; 14 para farmacéuticos; 2.000 para Enfermería; 200 para fisioterapia; otras 600 en los equipos administrativos. Además, respecto a fisioterapeutas, trabajadores sociales, higienistas dentales y odontólogos quieren conseguir una ratio de 1/1000.

También, se oponen a la creación de una centralita sanitarizada y el Proyecto de Urgencia extrahospitalaria (SUAP). Consideran que son medidas que están “dirigidas, claramente, a recortar, privatizar y subcontratar con empresas privadas". Igualmente, han reclamado, además, que se mantenga el horario actual en los centros de salud, de 8 a 21 horas, con el fin de asegurar la atención presencial de la asistencia de la ciudadanía.