Ante las medidas tomadas desde el Gobierno central para aumentar la contratación de personal médico, el Sindicato Médico Andaluz ha emitido un comunicado para aplaudir las mismas, pero señalar que se están creando ciertos sin sentidos que deben corregirse. En concreto, señalan que no tiene sentido estar contratando a licenciados como adjuntos y, sin embargo, a facultativos que ya han finalizado su formación seguir contratándolas como residentes.

Es por ello que han querido señalar que “los compañeros que acaban ahora su residencia deben ser contratados como adjuntos y no como personal en formación”. En este sentido, siempre apoyando a las autoridades en la lucha contra la pandemia del coronavirus, esperan que, al señalar este conflicto, las autoridades puedan subsanarlo rectificando una propuesta “que entendemos ha sido un error”.

En esta misma línea, desde CC.OO también se ha querido comunicar su falta de acuerdo ante el hecho de que “a residentes que acaben este año se les prorrogue el contrato de Residente, por cuanto ya serán especialistas, y lo que correspondería sería un contrato estatutario de la especialidad correspondiente”. En segundo lugar, en lo que se refiere a la contratación de estudiantes de los grados de Medicina y Enfermería, desde CC.OO entienden que se debe regular la figura administrativa para su contratación y las condiciones laborales y retributivas, ya que ahora mismo existe un vacío legal.

La opinión de los médicos residentes

Por su parte, desde la Vocalía de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo del CGCOM, han mostrado su comprensión y su compromiso con la situación actual, pero han solicitado al Ministerio de Sanidad que los MIR que finalizan su formación en mayo de este año, sean reconocidos como especialistas y que, si bien su contrato pueda verse prorrogado, esta continuación se realice como médicos especialistas desde la fecha de finalización del período formativo y no como médicos en formación.

Igualmente, han expuesto en su propio comunicado que “ante la posibilidad de redistribución de médicos para cubrir las necesidades que se planteen en todo el territorio nacional, queremos ofrecer desde la vocalía un punto de coordinación para facilitar dicha acción; teniendo en cuenta las posibilidades y sabiendo que dentro de nuestro colectivo habría efectivos con mayor capacidad de movilidad, promoviendo la voluntariedad frente a la obligatoriedad, evitando en la medida de lo posible que sea necesario contar con médicos que no hayan accedido aún a la formación MIR o estudiantes de medicina de último curso”.

Suspensión actividad clínica no urgente

Además de señalar este conflicto respecto a los médicos residentes y adjuntos, desde el Sindicato Médico Andaluz se ha aprovechado el comunicado para aplaudir la medida de suspensión de toda actividad clínica que no sea urgente, excepto la oncológica, adoptada este lunes por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, ya que “es una buena medida para la contención del virus y, especialmente, para evitar muchos contagios entre los profesionales”.

En este sentido, han querido recordar que “los profesionales sanitarios son clave en esta lucha y no podemos permitirnos el lujo de que se vean contagiados por mantener actividades clínicas que son demorables”.

Por último, han querido hacer un último apunte para agradecer a la población “el apoyo que nos vienen mostrando, lo que nos da nuevos ánimos para seguir trabajando por el bien de todos”. Así, han reiterado que “lo vital que resulta obedecer las instrucciones de las autoridades y permanecer en casa”.