SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

Los suicidios y las autolesiones no aumentan durante la pandemia. Es una de las principales conclusiones de una revisión sistemática británica publicada en la plataforma F1000 Research. La primera firmante es Ann John, del Departamento de Salud Mental de la Universidad de Swansea (Gales).

El objetivo de los autores de este proyecto ha sido conocer las consecuencias de la pandemia en la salud mental de la población. “La COVID-19 ha causado morbilidad y mortalidad, así como trastornos generalizados en la vida y los medios de subsistencia de las personas en todo el mundo”. La revisión sistemática realizada por diversas entidades británicas, como la Universidad de Swansea, ha analizado el comportamiento relacionado con el suicidio desde el comienzo de la pandemia hasta el 7 de junio.

Método de trabajo

Los investigadores han realizado búsquedas diarias automatizadas incorporadas a una base de datos digital con posibilidad de selección y extracción de datos. Los criterios de elegibilidad han incluido la incidencia y la prevalencia de la conducta suicida. También han añadido la información relacionada con las relaciones exposición-resultado y los efectos de las intervenciones en relación con la pandemia de COVID-19.

Los resultados de interés han sido el suicidio, el intento de suicidio, los pensamientos suicidas y las autolesiones. Además, la revisión no ha tenido restricciones sobre el idioma o el tipo de estudio, a excepción de los informes de casos de una sola persona.

Revisión de suicidios y autolesiones

Las búsquedas han identificado 2.070 artículos y 28 estudios que han cumplido con los criterios de inclusión. Del total, 14 artículos han sido cartas de investigación o preimpresiones en espera de revisión por pares. Todos los artículos han aportado datos de observación: 12 transversales, 8 series de casos, 5 modelos y 3 estudios de utilización de servicios. Ninguno de los estudios ha informado de cambios en las tasas de comportamiento suicida.

Las series de casos se han obtenido en gran medida de informes de noticias en países de ingresos bajos y medianos. Los factores asociados con el suicidio han incluido el miedo a la infección, el aislamiento social y las preocupaciones económicas.

Es necesaria más investigación

En las conclusiones de la revisión, los autores han indicado que “se necesita una mejora notable en la calidad del diseño, los métodos y los informes en los estudios futuros”. El artículo publicado ha concluido que “no hay evidencia clara de un aumento en el suicidio, las autolesiones, el comportamiento suicida o los pensamientos suicidas asociados con la pandemia”.

Los investigadores han destacado la dificultad de “recopilar datos sobre suicidios en tiempo real”. Asimismo, han señalado que “los efectos económicos están evolucionando”, por lo que es necesario seguir analizando la situación. “La revisión sistemática en tiempo real proporcionará una síntesis periódica de la evidencia de investigación más actualizada para guiar la política clínica y de salud pública, con el objetivo de mitigar el impacto de la COVID-19 asociada al suicidio”, han añadido.