Superalimentos para curar enfermedades, ayunos o dietas específicas son algunas de las preguntas que llegan a las consultas de diabetes. Está claro que la alimentación para una persona con diabetes se considera un pilar básico en su tratamiento. Sin embargo, existen muchos falsos mitos que es importante desterrar. Este ha sido uno de los temas que se ha tratado durante el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes.

“No existen los superalimentos y ningún alimento va a curar la diabetes”, María D. Ballesteros Pomar, especialista del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de León. La experta insiste en que la alimentación saludable se ha convertido en los últimos años en un tema de moda. Pero eso también tiene consecuencias negativas. “Han convertido en influencers a muchas personas que, sin una cualificación adecuada, opinan sobre temas de salud en general y sobre alimentación en particular, lo que puede ser peligroso para la salud”.

Es por ello que, en este contexto, se ha incidido en la importancia del consejo del profesional. “Los profesionales que tenemos la formación adecuada somos los encargados de dar mensajes basados en la evidencia científica que desmonten muchos mensajes erróneos”.

Más dietas sanas para la diabetes y menos superalimentos

Uno de los falsos mitos más comunes en las dietas para la diabetes es la idea de que puede curarse gracias a superalimentos.  Así, se intenta periódicamente promocionar algún presunto superalimento o un alimento sobrenatural en concreto, según la endocrinóloga.

Así destaca ejemplos de superalimentos como la stevia, las bayas de Goji, el trigo sarraceno, o la avena. Los mismos, prometen beneficios que, en muchos casos, no están demostrados suficientemente.

No debemos confundir el término superalimento con algo que contiene un remedio mágico”, explica Clotilde Vázquez Martínez, jefe del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz. Lo importante, según la experta, es incorporar estos alimentos en la dieta del diabético por su alto contenido en elementos nutricionales que escasean en otros alimentos. Por ejemplo, el calcio, magnesio, fibra, omega 3, o vitaminas. Pero esto no significa que estos alimentos vayan a curar la diabetes. Algunos ejemplos de alimentos saludables a incorporar en la dieta son los frutos secos (especialmente la nuez), el pescado azul, los cereales integrales, los tomates o los lácteos fermentados.