Los trasplantes de corazón podrían más que cuadriplicarse mediante un proceso de selección más agresivo probado en el Yale New Haven Hospital

Los hallazgos, que publica la revista ‘JAMA Network Open’, sugieren que un enfoque más inclusivo para seleccionar donantes y receptores de trasplantes puede permitir tratar con éxito a más pacientes.

El estudio analizó los resultados a corto plazo para dos grupos: 49 pacientes que recibieron trasplantes de corazón de 2014 a 2018, y 58 pacientes en el año posterior a que el hospital adoptó un proceso de selección más agresivo (2018- 2019).

El nuevo proceso de selección acortó significativamente el período de espera de 242 días a 41 días, explican los investigadores. Es importante destacar que la tasa de supervivencia de los pacientes a los 180 días después del trasplante se mantuvo casi sin cambios.

Implementación del nuevo sistema de trasplantes de corazón

La expansión de los procedimientos de trasplante de corazón en el hospital, en septiembre de 2018, coincidió con la implementación del nuevo sistema de asignación de donantes de corazón de United Network for Organ Sharing (UNOS) en Estados Unidos.

“Un cambio de este tipo en el enfoque podría crear oportunidades para pacientes que lo necesiten y, al mismo tiempo, mantener los resultados a corto plazo“, apunta Makoto Mori, residente de cirugía en Yale y autor del estudio.

El autor principal del estudio fue Harlan Krumholz, director del Centro de Investigación y Evaluación de Resultados de Yale.

En términos prácticos, la expansión de los procedimientos de trasplante de corazón en el Hospital Yale New Haven significó aceptar corazones de donantes mayores con otras enfermedades, así como aceptar receptores con enfermedades más graves.

Mayor volumen de trasplantes y mismas tasas de supervivencia

Yale New Haven Hospital también cambió el liderazgo quirúrgico de su programa avanzado de insuficiencia cardíaca, contrató a un cirujano especializado en adquisiciones y a un coordinador de trasplantes adicional, y aumentó la participación de los médicos asistentes quirúrgicos.

Los investigadores notaron que el aumento de Yale en los casos de trasplante de corazón fue significativamente mayor que el cambio de volumen observado en otros centros en la misma región durante el mismo período.

“Utilizamos un enfoque multidisciplinar e hicimos cambios estratégicos en la selección de donantes y receptores, lo que nos permitió aumentar la cantidad de trasplantes de corazón realizados y, por lo tanto, ayudar a más pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada de manera segura y efectiva”, explica el coautor Arnar Geirsson, jefe de cirugía cardíaca del Hospital Yale New Haven.