Los tratamientos CAR-T pediátricos se han mantenido durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, según ha comentado Antonio Pérez-Martínez, jefe de Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz de Madrid. Este especialista ha participado en la presentación, por videoconferencia, del Informe ‘La era de las terapias avanzadas. Medicamentos CAR-T: un cambio profundo para los sistemas sanitarios’. Se trata de un documento impulsado por el Centro de Estudios de Políticas Públicas y Gobierno de la Universidad de Alcalá, realizado con la colaboración de Novartis. El objetivo de este informe ha sido analizar la situación actual de estas terapias y realizar una serie de propuestas sobre su legislación, gestión y financiación.

José Marcilla, director general de Novartis Oncología España, ha hablado de “la nueva era de las terapias avanzadas”, y la ha relacionado con la COVID-19: “Hemos sido testigos de una colaboración sin precedentes entre los distintos agentes sociales, sanitarios, empresas, etc. Nos hemos dado cuenta de que los desafíos como la COVID-19 son claramente multifactoriales e interdependientes”. En su opinión, este esfuerzo colaborativo permitirá avances en el abordaje del coronavirus: “Pronto veremos la vacuna para la COVID-19”, ha dicho.

Mantenimiento del programa CAR-T

En su intervención, Antonio Pérez-Martínez, jefe de Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica de La Paz, ha hablado del desafío que ha supuesto transformar este hospital para mejorar la asistencia de los pacientes COVID-19: “En algunos momentos hemos tenido más de 1.000 pacientes ingresados, con más de 200 camas de cuidados intensivos. A pesar de esta situación tan crítica, en la que los profesionales han tenido que hacer un esfuerzo increíble, el servicio de Oncohematología Pediátrica de La Paz ha conseguido mantener el programa de terapia celular, de terapia avanzada o CAR-T. Por tanto, se ha mantenido esta estructura en el hospital, en la Comunidad de Madrid y en el Ministerio, y se ha respondido en plazo a las necesidades, teniendo en cuenta los elementos de seguridad”, ha dicho.

“En todos los centros pediátricos hemos intentado cumplir el programa”, ha dicho Pérez-Martínez en relación con los tratamientos CAR-T pediátricos, pero también ha señalado que “probablemente, entre la población adulta ha habido más complicaciones”.

Por su parte, Francisco Zaragozá, catedrático de Farmacología de la Universidad de Alcalá, ha realizado un análisis de la situación actual de los tratamientos y la investigación con CAR-T: “Estamos ante una revolución disruptiva, porque esta terapia ha obtenido unos resultados espectaculares. Cura enfermedades para las que no había alternativas terapéuticas, y tiene unas posibilidades y un potencial terapéutico inusitados”.

“Sin lanzar las campanas al vuelo”

Para hablar de la realidad clínica de las terapias avanzadas y aportar la visión médico-paciente, ha intervenido Begoña Barragán, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer, quien ha considerado necesario “no lanzar las campanas al vuelo” cuando se habla de las nuevas terapias oncológicas. “Están prescritas para unos pacientes muy determinados en una situaciones muy concretas. A veces, debido a un optimismo excesivo, en las asociaciones y creo que también en las consultas médicas tenemos que desmontar ilusiones para bajar a la realidad a las personas”.

Además, han participado en la videoconferencia Lucinda Villaescusa, profesora titular de Farmacología de la Universidad de Alcalá; Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina de la Universidad de Alcalá; Marta Moreno, directora de Relaciones Institucionales de Novartis; Julio Sánchez-Fierro, de la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), y el periodista José María López Alemany, que ha intervenido como moderador.