La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) advierte de la tensión en los hospitales que sufren los urgenciólogos de todo el territorio. En concreto el presidente de SEMES, Tato Vázquez-Lima, afirma que “la crisis del sistema sanitario es muy grave”.

En España se han alcanzado los 9 millones de contagios. Por ello, ante la pasada reunión de la Comisión de Salud Pública para analizar la evolución de la pandemia y valorar si se ha llegado al pico de la sexta ola, los urgenciólogos piden “prudencia y sensatez con los profesionales sanitarios de Urgencias y Emergencias de España”.

De esta forma, Vázquez-Lima insiste en que “nuestro deber es recordar, ante las próximas decisiones gubernamentales, que el creciente problema de recursos humanos en la sanidad española no va a terminar con la nueva fase de control sostenido de la Covid-19”.

Tensión en los hospitales

En cuanto a las medidas para aliviar la tensión en los hospitales, apuntan que esto “solo puede hacerse tomando decisiones políticas correctas y adecuadas”. Por ello, SEMES reclama una vez más la aprobación de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias. Insisten en que esta es “básica” para evitar un problema “irreparable”. “Si se hubiese aprobado hace años, hoy no faltarían más de 20.000 médicos y no estaríamos sufriendo la situación actual”, declaraba Tato-Vázquez.

Además, ha recordado que los jóvenes que quieren ser especialistas en medicina de urgencias y emergencias se ven abocados a salir de España. “Se está fomentando una fuga de cerebros importante, y no podemos olvidarnos de que los pacientes, y nada más, deben ser la prioridad”, concluye.