La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) ha comunicado su opinión acerca de la estrategia de la ‘gripalización’ de la COVID-19. Si bien consideran que muchas de las medidas son razonables, piden no ser “absolutistas”. Especialmente, reclaman que sea el especialista el que decida si hacer o no PCR según la circunstancia de cada paciente. Cabe recordar que las nuevas normas son hacer PCR solo a personas mayores de 60 o a colectivos vulnerables.

Juan González del Castillo, coordinador del Grupo de Infecciones en Urgencias de SEMES, ha comentado al respecto que es importante seleccionar a qué pacientes hacer o no PCR. “Si no es un paciente vulnerable o tiene criterios de tratamiento o aislamiento, no es lógico diagnosticarle”. No obstante, “no debemos ser absolutistas y tenemos que trabajar con sentido común. Si un joven de 20 años tiene Covid-19 pero vive con una persona inmunodeprimida o trabaja cara el público, sí debemos hacer un diagnóstico de enfermedad Covid porque puede contagiar a personas vulnerables”. En este sentido, el experto ha apuntado que “este es uno de los puntos donde flaquea la postura del Ministerio de Sanidad, ya que debería dejar a criterio de los profesionales sanitario si diagnostica o no”. Todo ello valorando las circunstancias del paciente, convivientes y tipo de trabajo.

Indicadores de porcentajes positivos de PCR

En cuanto a si este cambio de estrategia es pertinente, valoran que ahora mismo lo que prevalece es una variante que ha demostrado tener menos virulencia. En segundo lugar, la población es menos susceptible y la mayor parte de la ciudadanía está vacunada y/o se ha infectado. De esta forma, la población es menos susceptible a contraer una infección grave. Por último, hay disponibilidad de tratamiento frente a la Covid.

No obstante, los profesionales de SEMES han indicado que, en este contexto, la pandemia debe de ser controlada con otros indicadores más importantes, como son el índice de hospitalización o ingreso en UCI; y que deben ser los profesionales sanitarios los encargados de la decisión de diagnosticar o no la enfermedad decidiendo o no hacer una PCR.

Asimismo, los urgenciólogos consideran muy importante la inclusión de un indicador de porcentaje de positividad en las pruebas realizadas en los servicios de urgencias hospitalario. Por otra parte, consideran relevante la administración precoz de tratamiento a pacientes vulnerables en los servicios de urgencias con criterios de progresión de la enfermedad.