La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha informado que su departamento de Recursos Humanos ha enviado un escrito a todos los servicios de prevención de riesgos laborales para realizar una “evaluación, seguimiento y control de los posibles trabajadores afectados” por la partida de mascarillas defectuosas provenientes de la partida del Ministerio de Sanidad.  En concreto, se ha informado de que se va a realizar un documento consensuado de todos los servicios de prevención de riesgos laborales para valorar el tratamiento que hay que dar a los posibles trabajadores afectados, en función del riesgo de exposición que hayan tenido a causa de estas mascarillas defectuosas.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad, Sanidad que ordenó retirar la pasada semana pasada las mascarillas FFP2 del fabricante ‘Garry Galaxy‘ por no cumplir las especificaciones técnicas de la Asociación Española de Normalización (UNE), ha remitido las mismas al Instituto Textil y Laboratorios (AITEX) para que se validen si son adecuadas para otro uso como puede ser mascarilla quirúrgica o higiénica.

Ante esta situación, CSIT Unión Profesional ha reclamado a la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) que se aparte de su puesto de trabajo a los profesionales sanitarios que hayan utilizado las mascarillas retiradas por Sanidad. Según denuncia, esa “falsa protección” es “irreparable” y los sanitarios que las usaron fueron víctimas de “contacto de alto riesgo”, equivalente a haber estado en contacto estrecho con un paciente sin llevar protección (sin EPI).

Críticas también desde Valencia

Por su parte, desde la Comunidad Valenciana se ha informado de que sus profesionales sanitarios ya habían hecho uso de un total de 1.063 mascarillas defectuosas. Así lo ha explicado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en la rueda de prensa diaria para informar sobre la situación de la pandemia en la comunidad, en la que ha detallado las actuaciones llevadas a cabo a raíz de la distribución de estas mascarillas defectuosas, que se utilizaron en cinco departamentos: Sant Joan, General de Alicante, Orihuela, Clínico de Valencia y Doctor Peset.

La Consejería de Sanidad ha comenzado a realizar pruebas a estas personas y por el momento no se ha detectado ningún positivo. Sin embargo, Ana Barceló ha señalado que se seguirán haciendo pruebas, dado que no pueden realizarse todas al mismo tiempo, y ha indicado que no ha sido necesario apartar a ningún profesional. Ha puesto como ejemplo los negativos obtenidos hasta la fecha, con solo un caso en duda entre las más de 200 pruebas.