Uno de los debates surgidos en la Comunidad de Madrid ha sido la no prorrogación de los contratos temporales realizados a los sanitarios, como refuerzo para la atención sanitaria ante la pandemia de coronavirus. Todo ello teniendo en cuenta que muchos de estos profesionales además se contagiaron de COVID-19. Será este miércoles cuando la Consejería de Sanidad y los sindicatos de la Mesa Sectorial abordarán la situación de los efectivos de refuerzo.

Ya en la anterior reunión, los sindicatos realizaron la petición de que se prorrogaran los contratos, argumentando que estos profesionales siguen siendo necesarios para recuperar toda la actividad asistencial no urgente, que no se ha podido atender por esta crisis. En concreto, la propuesta es que estos profesionales puedan seguir trabajando al menos hasta que termine el año.

La postura de la Consejería es que no existe ninguna restricción para la contratación de personal, asegurando que no iba a haber tampoco “limitación presupuestaria para renovar contratos” en Sanidad. De esta forma explicaron que estos contratos son “de refuerzo para la gestión de la presión asistencial por Covid-19”, y que se renovarán “en función de la presión asistencial que tengan los centros y de la situación epidemiológica del momento”. Cabe tener en cuenta que inicialmente la mayoría de estos contratos se hicieron hasta mayo y junio y que por tanto la Administración defiende que será en el momento de su fecha de finalización, cuando se analizará la situación existente.

Otros puntos de debate

También figura como punto del día la propuesta de modificación de las fechas de solicitud de vacaciones en 2020 contempladas en el paco de permisos, licencias y vacaciones del personal estatutario del Servicio Madrileño de Salud. Otro punto contempla el análisis sobre la situación de los permisos por maternidad o cuidado con hijo, que se vieron afectados por esta crisis sanitaria.