La Comunidad de Madrid ha lanzado una consulta pública para recabar la opinión de diversos agentes implicados y asociaciones representativas para elaborar el anteproyecto de Ley de autoridad de los profesionales del SERMAS, que permitirá a estos profesionales tener rango de autoridad pública.

Para ello, según se recoge en el Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid, se pone a disposición de los posibles destinatarios los documentos que se consideran necesarios para que puedan emitir su opinión y hacer propuestas de mejora.

De esta forma, desde Madrid se expone que las agresiones contra los profesionales sanitarios “han pasado, en muy pocos años, de ser algo anecdótico a un problema de muy seria entidad “y para ello cita los datos del Observatorio de la Organización Médica Colegial relativos a 2016 y que apuntan a que en 2016 alcanzaron el máximo histórico de 495 facultativos agredidos, un 37,1 por ciento más que el año anterior.

También alude a los datos publicados por el Consejo General de Enfermería, incluidos en su último informe consistente en 600 encuestas a enfermeros y fechado a finales de noviembre de 2016, el 33 por ciento de los profesionales de enfermería en España dijo haber sufrido algún tipo de agresión durante 2016, siendo un 3,7 por ciento los que lo han sido físicamente, lo que equivale a un total de 2.928 enfermeros agredidos en el último año.

De esta forma, la proposición de considerar a los profesionales sanitarios como autoridad pública se espera que ayude a paliar este problema social.

Vuelve a bajar la lista de espera

Por otra parte, desde la Comunidad de Madrid también se ha informado de que se ha vuelto a reducir el tiempo de la lista de espera quirúrgica, en concreto a 42,67 días (a cierre de febrero de 2018), cuando en enero la demora media se situaba en 46,5 días y en diciembre en 51,41 días.

Este hecho se relaciona a la creación del Plan Integral de Mejora de la Lista de Espera Quirúrgica 2016-2019,  que según la Consejería de Sanidad, está dando resultados “muy positivos” a pesar incluso de que el número de tarjetas sanitarias se ha incrementado en más de 245.000 en estos dos años desde la puesta en marcha del plan

No obstante, el número de pacientes que se encuentra esperando operación es de 77.642, una subida de casi mil personas con respecto a enero (cuando el número de personas 76.678).  En febrero, en la denominada lista de espera estructural había 60.051 pacientes mientras que un total de 12.735 personas estaban esperando una intervención tras rechazar derivación a otro centro, según los datos publicados por la Consejería de Sanidad.