Las vacaciones de verano suponen falta de personal en los centros de salud, una vez más, y pese a la COVID-19. La determinación que ha tomado la Gerencia de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid ha sido la de reagrupar a sus sanitarios para cubrir las vacaciones.

Tal y como han confirmado desde Europa Press, la Consejería de Sanidad irá reordenando sus recursos sanitarios en función de las plantillas disponibles. Estas dependerán de las necesidades para cubrir vacaciones, las bajas laborales y de la necesidad de crear circuitos diferenciados de COVID y no COVID.

Además, en Leganés, El Escorial, San Fernando de Henares o Parla se ha alertado de propuestas de las direcciones de área relativas a adelantar el cierre de los centros de salud. En concreto a las 18 horas.

A este respecto, el Ayuntamiento de San Fernando de Henares ha criticado estas medidas de reorganización al entender que son “un recorte”. Mientras, Más Madrid-Leganemos reclamará en el próximo pleno de la ciudad de Leganés que los centros de Atención Primaria cuenten con más recursos humanos y medios materiales.

Refuerzo de personal para cubrir las vacaciones

Por otra parte, la Comunidad de Madrid acaba de realizar una primera fase de refuerzo del personal. Esta supondrá la contratación de 737 profesionales de todas las categorías para los centros de salud. Asimismo, se continúa desarrollando un plan de necesidades de recursos humanos en Atención Primaria.

Pese a ello, el problema para cubrir las vacaciones es que estas van a concentrarse en los meses de julio y agosto. Debido a esto en muchos dispositivos será difícil cubrir sustituciones. Especialmente entre los médicos de familia y pediatras, aún más en el entorno rural.

Además, debido a la COVID-19, la plantilla de Atención Primaria se ha visto afectada por las bajas laborales. Por lo tanto, se acrecienta la dificultad de las sustituciones.