El Registro SEMI-COVID-19 de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) está permitiendo realizar diferentes estudios. Una de las últimas investigaciones ha comparado las características clínicas, complicaciones y pronóstico de la enfermedad por COVID-19 entre los pacientes a tratamiento crónico con estatinas. En concreto, ha comparado a los que se le mantuvo esta terapia durante la hospitalización a causa de la infección de SARS-CoV-2 frente a los que les fue retirada. El resultado es que mantener el tratamiento con estatinas se asocia a menor mortalidad y menos complicaciones.

Según el estudio, mantener el tratamiento con estatinas se asoció con una menor necesidad de ventilación mecánica invasiva (VMI).  En concreto, requirieron ventilación mecánica invasiva (VMI) 5,35 frente a 8,57 por ciento. También hubo una menor incidencia de sepsis (4,82 frente a 9,85 por ciento). Todo ello en comparación con los pacientes que no continuaron recibiendo estatinas en el hospital. Asimismo, se asoció a menor incidencia de lesión renal aguda y menor incidencia del Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo (SDRA).

Mantener el tratamiento con estatinas

Estos resultados están en línea de otros trabajos. Los mismos sugieren un posible papel beneficioso de las estatinas en pacientes con COVID-19, según detallan los investigadores. “La evidencia sugiere que las estatinas ejercen actividad antiviral y podrían bloquear la infectividad de los virus encapsulados”, indican. Además, sugieren que “las estatinas, como antiinflamatorios, juegan un papel crítico en la inhibición de la infección por coronavirus debido a sus efectos sobre el endotelio vascular

La investigación indica que las interacciones farmacológicas pueden constituir una de las razones principales para explicar el no mantenimiento del tratamiento con estatinas durante la hospitalización. Aunque se trata de fármacos generalmente seguros, cuando la enfermedad que causa la COVID-19 se trata con medicamentos antirretrovirales o algunos antibióticos. Según precisan los investigadores, se recomienda que los prescriptores presten especialmente atención a las posibles interacciones con estos fármacos.