En la actualidad la época de la menopausia ya no es un tabú ni una situación que suponga un estigma. Muy al contrario, los expertos de Procare Health, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Menopausia, el 18 de octubre, recomiendan no resignarse a que los síntomas sean algo normal propio de la edad, sino que es mejor afrontar esta etapa como un proceso natural que ofrece nuevas posibilidades y permite gozar de la sexualidad sin preocuparse por un embarazo no deseado.

Los principales síntomas asociados al climaterio son los sofocos, las alteraciones en el sueño, la sequedad de la piel y la disminución del deseo sexual. La causa es el descenso en la producción de estrógenos, progesterona y testosterona. Para algunas mujeres este descenso de las hormonas revierte en una pérdida de apetito sexual, mientras que para otras se produce un efecto liberador al saber que ya no hay posibilidad de embarazo.

Los expertos recomiendan a la mujer que acuda a un especialista para tratar síntomas como la sequedad de la piel, ya que suele afectar a los órganos sexuales y producir picores en la vulva y en la vagina, irritación o dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia).

Desde Procare Health se recomienda asumir estos cambios fisiológicos y adaptarse a las nuevas características del organismo, sin renunciar a la sexualidad en ningún momento ni a ninguna edad. Durante el climaterio, y una vez llegada la menopausia, se necesita más tiempo para llegar a la fase de excitación y que la vagina empiece a lubricar. La utilización de geles con acción lubricante, pero sobre todo que permitan una mayor hidratación de la zona vaginal, resultan muy útiles en estos casos.

Reparación de la zona vulvo-genital

La compañía Procare Health dispone de formulaciones naturales como Idracare, indicado para hidratar la mucosa vaginal, además de reequilibrar la microbiota de la vagina. Además, reduce la irritación, inflamación y/o molestias previas o tras las relaciones sexuales, gracias a su acción hidratante, el ácido hialurónico en alta concentración y su composición basada en componentes naturales, sin hormonas, que ayuda a recuperar la flexibilidad y la elasticidad de la mucosa vaginal.

Cuando la mujer tiene sequedad vulvar que provoca molestias, irritación y prurito, la opción puede ser Palomacare gel vulvar, que hidrata y repara la zona vulvo-genital. Al evitar la sequedad provocada por los cambios hormonales, protege la zona frente a agresiones externas, según ha informado la compañía farmacéutica.

Asimismo, y para aumentar la sensibilidad de la zona íntima y recuperar el deseo sexual, Procare Health ha desarrollado la gama de productos Libicare, que combinan ingredientes naturales con efectos positivos en la mejora de la función sexual de la mujer. Se trata de un gel íntimo estimulante no hormonal que lubrica y mejora la percepción sensorial de la zona íntima, por lo que contribuye a la excitación y acelera el clímax.

Pérdida del tono muscular del suelo pélvico

Durante la menopausia también es frecuente la pérdida de tono muscular del suelo pélvico, que tiene como consecuencia que las contracciones que se producen durante el orgasmo sean menos intensas y duraderas. Para fortalecer estos músculos, se pueden realizar ejercicios de gimnasia pélvica en muchos centros especializados en este tipo de tratamientos. También se puede recomendar a la paciente que realice los ejercicios de Kegel durante un mínimo de diez minutos cada día.