Andalucía

El caso de la comunidad autónoma andaluza es peculiar, ya que es la última que celebrará elecciones, previstas para el año que viene. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha defendido en varias ocasiones que el coste del sistema sanitario público andaluz es “verdaderamente asumible”, de modo que el Gobierno autonómico “no habla ni hablará de hacer recortes de ningún tipo en un derecho sanitario”.

En declaraciones a los medios de comunicación el pasado mes de septiembre durante la inauguración del nuevo Centro de Alta Resolución de Especialidades Nicolás Salmerón, en la capital almeriense, Griñán aseguró que la voluntad de la Junta es “conservar” el actual sistema sanitario, del que dijo “que siempre tendrá un aseguramiento único”, subrayando que “no fracturaremos jamás el aseguramiento” y se financiará públicamente. El sistema sanitario público andaluz “seguirá siendo universal, público y gratuito”, recalcó.

Sin embargo, la prensa local ha criticado que once años después de haberlos prometido, en Andalucía sólo se han construido la mitad de los 26 hospitales de alta resolución (Chare) y la inversión en Sanidad se ha reducido en 186 millones de euros, un 4,67  por ciento. Andalucía es la tercera comunidad autónoma por la cola en gasto sanitario por habitante (400 euros menos por habitante que el País Vasco) y se ha reducido el gasto en Farmacia en 125 millones en los presupuestos de 2011.

También está a la cola de España en la media de camas por habitante, con 2,07 frente a 2,9 de la media; tiene un déficit de médicos que la sitúa en el 66 por ciento de la media y harían falta 30.490 enfermeros más para llegar a la media europea. El sindicato CSIF asegura que en lo que más se ha notado la tijera, además de en los Chare, ha sido en el personal. En las sustituciones de verano se produjo un recorte de contratos que ha provocado que hayan tenido que cerrarse algunos centros de salud por las tardes. Sólo en Sevilla se han ahorrado 21 millones, según el Sindicato Médico, y determinados materiales no se reponen.

El recorte total del presupuesto del próximo ejercicio, anunciado el pasado 6 de octubre, es de más de un millón de euros, mediante la congelación del volumen de gasto correspondiente, en gastos de personal, transferencias corrientes y activos financieros, entre otras medidas.

Aragón

El nuevo ejecutivo, presidido por Luisa Fernanda Rudi, apostó por un uso “más eficiente y eficaz de los recursos disponibles”, con el objetivo de cumplir el límite anual del 1,3 por ciento del PIB que mara el Ministerio de Economía. El objetivo de ahorro es de 105 millones de euros, para lo que se limitarán subvenciones públicas, no se sustituirá ni comprarán muebles en ocho años, con un control estricto de carburante, dietas, parque móvil, consumo de electricidad y teléfono.

Recientemente, diversos colectivos han criticado la falta de atención sanitaria de los pacientes de la Franja Oriental en los hospitales de Lérida, “que se han visto afectados por los recortes que en materia de Sanidad está aplicando la Generalitat de Cataluña a todos los aragoneses que reciben atención sanitaria de manera regular en la provincia vecina”.

El secretario de Hacienda del gobierno, Mariano Garcés, ha cifrado el déficit de la comunidad autónoma en 943 millones de euros, 400 de ellos en Sanidad, lo que ha obligado a congelar de forma inmediata los salarios de los funcionarios y, probablemente, a subir los impuestos. También arrastra déficit el sistema de prestaciones sociales, que rondará los 29 millones de euros a final de año. Luisa Fernanda Rudi ha anunciado la puesta en marcha de una Mesa para la Sanidad en Aragón, que realizará un primer balance el mes de enero. El organismo agrupa a sindicatos, centros médicos privados, colegios de médicos, de Enfermería, de farmacéuticos, de veterinarios, de psicólogos, asociaciones de salud mental, asociaciones de discapacidad y de consumo, entre otros organismos.

Asturias

Una de las mayores sorpresas que se produjeron en las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo tuvo lugar en el Principado: el Foro Asturias, puesto en marcha en pocos meses por el ex ministro popular Francisco Álvarez Cascos, se impuso en las urnas. El dirigente ha centrado su objetivo en el cierre tanto de la televisión autonómica como de proyectos emblemáticos del gobierno anterior como el Centro Niemeyer de Avilés.

En el ámbito sanitario, ya el presupuesto de este año sufrió un recorte del 5,76 por ciento, con una rebaja de 90 millones de euros. El pasado 4 de octubre Álvarez Cascos anunció los datos de su severo plan de ajuste de 156 millones de euros en diferentes partidas, entre las que destacan los 11,8 millones de euros menos para el departamento de Bienestar Social. Pese a que se recalca la premisa “de no mermar la calidad de la asistencia social, sanitaria y educativa”, no se descartan más recortes en los meses de noviembre y diciembre.

Baleares

El Partido Popular consiguió la mayor victoria de su historia en las Islas Baleares el pasado mes de mayo: José Ramón Bauzá, con el 46 por ciento de los votos, barrió al anterior gobierno de coalición, obteniendo 35 de los 59 escaños del parlamento autonómico.

El objetivo de recorte está cifrado en 115 millones de euros al año y se basa en la eliminación de 92 empresas públicas, reducción del 70 por ciento de los liberados sindicales y del número de consorcios públicos, fundaciones y empresas públicas. Entre los organismos que desaparecen, destacan las fundaciones de los hospitales de Son Llatzer, Inca y Manacor. Esta decisión lleva aparejado el despido de 800 trabajadores. Con este ahorro, la comunidad autónoma quiere saldar en un plazo de dos años la deuda que tiene con sus proveedores.

Canarias

La prensa de las Islas Canarias ha señalado que la Sanidad y la educación en esta comunidad autónoma han sufrido un recorte cercano a los 600 millones de euros en los últimos tres años y una disminución de las plantillas superior a los 3.000 trabajadores. Las consecuencias de estos ajustes se han traducido en menos personal sanitario y menos docentes para atender los servicios, masificación de las aulas, menos camas hospitalarias y estancamiento de las listas de espera.

En el primer año de la crisis, 2008, el Servicio Canario de Salud contaba con un presupuesto de 2.800 millones de euros. En 2011 el presupuesto es de 2.406 millones, una disminución de 394 millones. En primer término, se optó por recortar en las inversiones en infraestructuras hospitalarias, ralentizando las obras previstas y optimizando el gasto corriente.

Pero el gran recorte llegó en 2011 -300 millones de euros menos-, con el cierre de camas y plantas hospitalarias en verano, cierre de consultas y quirófanos por la tarde en el último trimestre del año, un estancamiento con tendencia a la subida de las listas de espera, hasta más de 3.000 contrataciones menos para cubrir bajas y vacaciones del personal sanitario en sus diferentes categorías y un ajuste de 200 millones en el gasto farmacéutico para reducir la gran deuda con las farmacias. Debe recordarse que ya en 2011 se recortó el presupuesto sanitario un 11 por ciento, con una reducción de 320 millones de euros.

La deuda a principios de año alcanzaba los 3.234 millones de años, según los datos del Banco de España. El presupuesto canario para 2012 se estima en 2-3 por ciento menos, rondando los 6.100 millones de euros, frente a los 6.259 de este año.

Cantabria

El mediático Miguel Ángel Revilla dio paso el pasado mes de mayo al popular Ignacio Diego. La deuda cántabra se estima en 440 millones de euros, aunque se han anunciado pocas medidas, entre las que destaca un ahorro de 100 millones de euros. Diego ha negado los recortes en el campo de la Justicia y educación aunque en la campaña electoral advirtió que suprimiría empresas públicas de la comunidad autónoma.

Castilla y León

El PP mantiene una holgada mayoría absoluta en la región desde hace un cuarto de siglo. El ejecutivo dirigido por Juan Vicente Herrera ha explicado que esta continuidad ha permitido que no sean necesarios recortes en la comunidad autónoma, a diferencia de los territorios en los que se ha producido un cambio de tendencia política tras las elecciones de mayo.

El partido socialista de la región publicó el pasado 28 de septiembre un documento en el que se detallan los recortes que, en su opinión, ha tomado el gobierno regional en educación, servicios sociales, vivienda, economía y empleo, inversiones, Sanidad, ayuntamientos y agricultura.

En el ámbito sanitario, el PSOE de Castilla y León ha denunciado que el presupuesto de Sanidad para 2011 “ya aplicaba recortes en los programas de planificación y desarrollo (-14,6 por ciento), Salud Pública (-11 por ciento) o promoción de las telecomunicaciones y sociedad de la información (-88 por ciento), con un recorte en subvenciones de la consejería del 62,5 por ciento con respecto a 2010.

El documento señala también que el gobierno de Herrera ocupa “el quinto lugar entre los gobiernos autonómicos más morosos en el pago a los proveedores de suministros sanitarios”, mientras que el SACyL reconoce una deuda con estas empresas de 534 millones de euros. Según el PSOE, sólo los intereses de la deuda han supuesto más de 30 millones de euros en los dos últimos ejercicios y la Junta tarda 594 días en pagar, “pese a que Herrera llegó a prometer hace poco más de un año el pago en tres días”. “El creciente retraso en los pagos prueba que la Junta está trasladando el recorte del gasto sanitario a las empresas proveedoras y a sus trabajadores”, añade.

El gobierno regional ha contestado a estas acusaciones señalando que únicamente se ajusta al recorte impuesto por el gobierno central que le debe, según sus estimaciones, 724 millones de euros por la financiación autonómica.

Cataluña

Esta comunidad autónoma es una en las que los recortes en el campo de la Sanidad han causado más convulsión, con encierros para evitar clausuras de centros de Atención Primaria, cortes de carreteras, movilizaciones ciudadanas, amenazas de huelga del personal sanitario e incluso la ocupación de la sede central del Instituto Catalán de la Salud durante la negociación de los recortes del personal sanitario.

El gobierno de Artur Mas achaca los recortes -de unos 1.000 millones de euros en 2011- a la herencia recibida del tripartito. Entre las medidas más relevantes destaca la reducción del 50 por ciento del pago a residencias de ancianos, discapacitados y centros de desintoxicación durante un plazo de dos meses. Los principales hospitales, además, han aplicado durísimos planes de ajuste que han implicado el cierre de servicios, clausura de plantas, eliminación de camas, supresión de quirófanos y cese de las suplencias de los interinos. La amenaza de reducir a la mitad la paga de Navidad del personal sanitario se acompañó de la renuncia de 350 altos cargos del gobierno autonómico a cobrarla como gesto simbólico.

El objetivo es el ahorro de 45 millones de euros mediante la reducción de sueldos del personal sanitario y se incentiva el adelanto de las altas hospitalarias, mientras se restringe el número de pruebas diagnósticas. En total,  se calcula que la mitad de los ambulatorios de 24 horas cerrarán por la noche, mientras que 40 cerraron en verano.

La patronal catalana Unió, que agrupa 380 centros y más de 40.000 trabajadores, por su parte, considera “inasumibles” más recortes en 2012, apostando por el copago y por la limitación de la cartera de servicios.

Castilla-La Mancha

La victoria de María Dolores de Cospedal supuso un cambio de tendencia en la comunidad autónoma castellano-manchega que ha llevado aparejado un drástico plan de choque, con una reducción del presupuesto del 20 por ciento. La primera víctima de este recorte han sido las farmacias, que organizaron una huelga para reclamar el pago de la deuda de 163 millones de euros del gobierno regional.

El Ejecutivo manchego pretende ahorrar 1.815 millones de euros entre 2011 y 2012, con una reducción del presupuesto de 1.718 millones (-20 por ciento) y la idea de aumentar los ingresos en 97,5 millones de euros. La cifra más alta de ahorro es de 400 millones, pertenecientes a la partida de Sanidad, la cifra más alta de todas, mediante la denominada “racionalización de las infraestructuras e instalaciones sanitarias”, consistente en la venta de algunos centros.

Comunidad Valenciana

Tras la victoria de Francisco Camps en las urnas en mayo y su renuncia a favor de Alberto Fabra, el PP valenciano se había resistido a anunciar recortes en el campo sanitario, pese a que la consejería de Economía, Industria y Comercio anunció un decreto de medidas urgentes, con el objetivo de reducir el presupuesto del año que viene en 1.500 millones de euros.

Finalmente, el 13 de octubre, la consejería de Sanidad anunció el cierre de 262 camas dentro del dominando Plan de Optimización de Camas Hospitalarias de la Comunidad Valenciana. Entre los motivos expresados, se recalcaba que es “una obligación ética de los gestores sanitarios rediseñar la gestión mediante estrategias y acciones que deben orientarse a garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario asegurando una prestación sanitaria eficaz, segura y de máxima calidad”.

Extremadura

Uno de los cambios de gobierno más singulares que se produjeron en mayo fue la victoria del PP en la comunidad extremeña que, con la abstención de Izquierda Unida, propició que José Antonio Monago se convirtiera en el primer presidente del Partido Popular en la región. En sus primeras comparecencias señaló su intención de eliminar la mitad de entes públicos, empresas y organismos autonómicos, con una reducción del presupuesto del año que viene en un porcentaje entre el 10 y el 20 por ciento. El objetivo es enjugar el déficit, que ronda los 2.500 millones de euros.

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Hernández, anunció que “llegado el caso, se producirían ajustes selectivos” en 2012 en educación, Sanidad y empleo, sin detallar cifras en ningún departamento.

Galicia

La comunidad autónoma gallega acaparó muchos de los titulares sanitarios en el primer semestre de 2011 con el ya famoso “cataloguiño”, que se encuentra ahora en los tribunales. Las urnas devolvieron al Partido Popular el gobierno, liderado por Alberto Núñez Feijóo, con experiencia sanitaria (dirigiendo el Insalud) en el gabinete de José Manuel Romay Beccaría.

Tras su toma de posesión, el presidente gallego anunció su intención de “blindar” el gasto social, con reducciones del 0,4 por ciento en los departamentos de educación, Sanidad y servicios sociales. Las medidas, criticadas por la oposición, han cristalizado en la privatización de los servicios de Radiología en los hospitales, cierre de quirófanos en verano y reducción del transporte sanitario urgente.

La Rioja

El presidente Pedro Sanz gobierna en la comunidad autónoma desde 1995. A principios de septiembre anunció un plan de austeridad que aún está pendiente de presentación, aunque descartando cualquier tipo de recorte en Sanidad y educación. Esta “hoja de ruta” incluye una serie de medidas “que nada tienen que ver con reducir prestaciones ni en salud, ni en educación ni en servicios sociales”.

“Nuestro plan se centra en reducir en aquellas cuestiones de las que podamos prescindir. El presupuesto de 2012 podría sorprender a mucha gente porque tenemos más solvencia que otras regiones porque posiblemente hemos hecho las cosas bien, hemos ajustado nuestros gastos y a que la estructura administrativa de esta administración no se parece nada a otras”, anunció. No obstante, no descarta que se retrasen algunas inversiones concretas, “pero en estos momentos no corre peligro ningún servicio en esta comunidad”, que tiene una deuda cifrada por el Banco de España en 910 millones de euros.

Madrid

En el ámbito de los recortes, una de las grandes protagonistas es Esperanza Aguirre, que se ha situado en el punto de mira de los docentes por su idea de aumentar las horas lectivas. Su consejero de Sanidad Javier Fernández-Lasquetty, que también repite en el cargo, ha prometido que no se realizarán recortes en su área. “Si por recortes entendemos disminución de la asistencia o de la calidad de esa asistencia, no los habrá”, aseguró el pasado mes de septiembre. Sí se incidirá en el ahorro y en el aprovechamiento de recursos con un adelgazamiento de los equipos directivos de los hospitales públicos y una reducción de la factura energética del sistema de salud. Como medida de concienciación de la ciudadanía, se ha instaurado la factura sombra.

Respecto al gasto farmacéutico, la comunidad está al día con el pago a las farmacias por las recetas que extienden a los pacientes, un gasto que supone el 70 por ciento del gasto. Sin embargo, en Farmacia hospitalaria la demora en el abono de cantidades ronda los 280 días aunque el consejero ha manifestado su interés en acortar este periodo de demora.

Murcia

El presidente murciano Ramón Luis Valcárcel ha realizado varias manifestaciones respecto a la aplicación del copago para aliviar la deuda de más de 2.500 millones de euros de la comunidad autónoma, con un déficit sanitario en 2010 de 1.077 millones. A mediados de septiembre se anunció, como medida más destacada de recorte, la reducción de horarios de ambulatorios y centros sanitarios. La decisión está pendiente de concretarse.

La consejera de Sanidad y Política Social de la comunidad autónoma de Murcia, Ángeles Palacios Sánchez, anunció a principios de octubre que el gobierno regional ha ahorrado unos 30 millones de euros en 2010 gracias al uso de medicamentos genéricos. Sus previsiones son que la reducción en la factura en 2011 sea del 10 por ciento. Además, recalcó que el Ejecutivo regional no recortará el presupuesto en Sanidad y que el problema de la sostenibilidad del sistema sanitario se basa en la financiación estatal.

Además, ha recalcado que la consejería de Sanidad de la región fue “la única” que incrementó su presupuesto en 2011 y que se seguirá potenciando el uso racional de los medicamentos. “Esta medida se ha llevado a cabo no por Decreto -como lo han hecho otras regiones- sino poco a poco, intentando concienciar a los profesionales del sector del problema que suponía no tener un uso razonable de los fármacos”.

También se ha creado una central de compras para establecer un catálogo único de productos, implantando una plataforma logística “que permitirá que no haya almacenes en los hospitales y, por tanto, que los medicamentos y servicios no se queden obsoletos”.

“Con todas estas acciones, que son a largo plazo pero que eran prioritarias, estamos contribuyendo a conseguir un sistema sanitario más sostenible. No obstante, si queremos que el sistema sea viable el esfuerzo tiene que ser de todos”, ha zanjado la consejera de Sanidad y Política Social de Murcia.

Navarra

El gobierno de coalición liderado por Yolanda Barcina (Unión del Pueblo Navarro) junto al PSOE ha recalcado su intención de no hacer ningún tipo de recorte en el ámbito sanitario, pese a que se ha anunciado que el gasto farmacéutico se reducirá en 18 millones de euros y además el departamento de salud deberá ahorrar cerca de 10 millones más en centros de especialidades, quirófanos y equipamientos.

El recorte total del gasto de los presupuestos de este año es de 190,6 millones de euros, y terminará el año con otro de 61,76 millones (a los que habrá que sumar otros 41,9 en concepto de inejecución presupuestaria) hasta alcanzar los 294,3 millones de euros. Según Barcina, “el acuerdo requiere comprensión por parte de la sociedad para cumplir el déficit del 1,3 por ciento y no poner en riesgo el empleo futuro”.

Los departamentos de educación y salud son los menos afectados, mientras que cultura y turismo verán reducido su presupuesto en más de un 12 por ciento y desarrollo rural, empleo y medio ambiente, en un 10 por ciento. La cifra final del recorte es algo inferior a la prevista inicialmente, que ascendía a 327,27 millones, dada la mejor previsión de ajustes fiscales con el Estado, lo que incrementaría los ingresos por ajustes de contabilidad nacional en 11 millones de euros.

A pesar de ello, sindicatos como SATSE, LAB, ELA, UGT, USAE, CCOO y SPA y colectivos de enfermos mentales han anunciado que comenzarán a movilizarse.

País Vasco

El compromiso del gobierno de coalición PSC-PP dirigido por Patxi López es el de no hacer ningún tipo de recorte en Sanidad, educación y asuntos sociales. Los esfuerzos de ahorro se han centrado en cultura y en la televisión autonómica y se intensificará la lucha contra el fraude fiscal.