Europa tiene “margen de mejora” en salud digital. Así lo ha indicado el informe anual ‘eGovernment Benchmark 2022’, presentado por la compañía Capgemini. Se trata de un documento que proporciona a la Comisión Europea información sobre el nivel de disponibilidad online de servicios de la administración pública en Europa.

Según el informe, Malta, Estonia y Luxemburgo lideran la transformación de la administración digital en Europa. En este ámbito se ha incluido la salud electrónica, con los servicios públicos online más centrados en el usuario, transparentes, con la tecnología necesaria y trasfronterizos orientados al usuario.

El estudio también ha destacado que el futuro éxito de la administración electrónica depende de la prestación de servicios inclusivos a diferentes usuarios para satisfacer las necesidades individuales de cada persona, incluidas las que tienen ciertas discapacidades o escasos conocimientos digitales.

El 81% de los servicios, en internet

El informe abarca los Estados miembros de la UE27, los países de la Asociación Europea de Libre Comercio, incluidos Islandia, Noruega y Suiza, así como los países candidatos a la UE: Albania, Montenegro, Macedonia del Norte, Serbia y Turquía. Al evaluar más de 14.000 páginas web, el estudio revela que más de ocho de cada diez servicios gubernamentales evaluados (81%) están ahora disponibles en internet.

Niels van der Linden (en la foto) es el responsable de Cuenta de las Instituciones de la Unión Europea en Capgemini Invent. Según este experto, “el sector público se ha transformado digitalmente de forma gradual en los últimos años. Para acelerar esta transformación, los gobiernos deberán adoptar soluciones digitales innovadoras para mejorar los servicios públicos online y aumentar la eficiencia administrativa. Necesitamos un ecosistema GovTech europeo próspero que permita a los gobiernos desbloquear la próxima generación de servicios online. Cuando preparamos los servicios de administración electrónica para el futuro, nuestras interacciones gubernamentales también se vuelven más ecológicas". En este sentido, se ha referido a las "soluciones sin papel".

Salud digital

La digitalización de la sanidad es una prioridad clave de la política digital. La Comisión Europea reconoce la importancia de la sanidad electrónica en la transformación digital de los gobiernos, según Digital Compass. A pesar de ello, las valoraciones en el ámbito de la sanidad electrónica del informe son mediocres.

Solo tres países tienen puntuaciones de madurez de la sanidad electrónica superior al 90%: Luxemburgo (97%), Estonia (93%) y Malta (91%). Los ciudadanos de estos tres países están adecuadamente respaldados por los servicios digitales relacionados con la salud. Entre los países encuestados, ocho tienen una puntuación de madurez inferior al 50%.

El acceso de los ciudadanos a la información online se ha facilitado en la mayoría de los países europeos (77%). Los principales procesos se producen dentro de los hospitales, como la programación de citas y las consultas electrónicas. No obstante, "todavía están poco desarrollados", según los autores del informe. Y el 34% de los ciudadanos no nacionales pueden utilizar servicios online por la falta de información en inglés en las páginas web de los hospitales.

Marc Reinhardt, responsable de Sector Público y Salud de Capgemini, ha señalado que “la madurez digital de los servicios públicos avanza año tras año". "La pandemia de COVID-19 ha demostrado por qué es crucial. Vimos que las buenas capacidades digitales en el espacio sanitario permitieron a los países afrontar mejor la pandemia, ayudando a organizar campañas de vacunación y descentralizando los tratamientos durante los cierres. El informe de referencia sobre la administración electrónica de este año identifica la sanidad electrónica como un área de mejora en lo que respecta a la accesibilidad y la experiencia del usuario en todos los ámbitos".

Ciudadanos y empresas

Los servicios online no están al mismo nivel de madurez, según el informe, cuando se comparan los usuarios ciudadanos (77%) frente a las empresas (91%). Tampoco los nacionales (81%) frente a los transfronterizos (46%). En cuanto a las personas con capacidades diferentes, el 16% de las páginas web del sector público cumplen ciertos criterios de accesibilidad en la web.

Los países proporcionan cada vez más identificaciones electrónicas y utilizan fuentes fidedignas para completar previamente con la información personal. Respecto al uso del DNIe, actualmente el 46% de los servicios permiten un inicio de sesión único.