Martín Sellés, presidente de Farmaindustria, ha reivindicado el valor que la industria farmacéutica aporta a la riqueza de España, “con inversiones que generan puestos de trabajo cualificados”, por lo que ha reclamado “un mayor reconocimiento” por parte de las Administraciones Públicas. En este sentido, se ha referido al acuerdo pendiente de renovar con el Gobierno que se forme tras las elecciones del próximo domingo: “El Convenio 2020 debería incluir a todos los agentes del sistema sanitario, y no solo a las compañías innovadoras. Todos debemos estar comprometidos con la sostenibilidad, y las compañías innovadoras somos responsables del 65 por ciento del gasto farmacéutico. El nuevo convenio debería tener en cuenta las inversiones que hacen nuestras compañías en nuestro sector y lo que aportan a la economía”.

Martín Sellés, durante su intervención.Una parte destacada del valor que aporta el sector farmacéutico al conjunto de la economía española está relacionada con los recursos humanos: “El 94 por ciento de los profesionales del sector farmacéutico tiene un contrato indefinido, y el 60 por ciento es titulado universitario. Más del 50 por ciento de los puestos de trabajo de todo el sector está ocupado por mujeres, quienes también suponen el 65 por ciento de los puestos laborales en el ámbito de la investigación y desarrollo (I+D). Las mujeres también ocupan más del 40 por ciento de los puestos de responsabilidad. Pocos sectores generan tanto trabajo cualificado”, ha comentado el máximo responsable de la patronal farmacéutica, quien ha inaugurado el XVI Seminario Industria Farmacéutica y Medios de Comunicación, celebrado en la localidad madrileña de Chinchón.

“El 21 por ciento de la inversión en I+D procede de nuestro sector, lo que merece un mayor reconocimiento por parte de nuestros gobernantes. Si hay más reconocimiento, habrá más inversiones. De lo contrario, esa inversión se irá a otros países y perderemos una gran oportunidad”, ha alertado Sellés, quien ha añadido: “Nos gustaría que el Gobierno que se forme próximamente, junto con el resto de los partidos políticos, entendiera que el nuestro es un sector lleno de oportunidades, con un gran impacto, y podría tener más si se dieran las circunstancias adecuadas. Otros países hacen todo lo posible para atraer esas inversiones, y nosotros queremos trabajar con el Gobierno para desarrollar una estrategia dirigida a atraer más riqueza a nuestro país”.

Acceso a la innovación

Respecto al acceso de los pacientes a los medicamentos innovadores, el presidente de Farmaindustria ha recordado que “cuesta mucho dinero tener un medicamento innovador, y, cuando se consigue, el paciente debe conseguirlo lo antes posible”. “En España ese acceso está empeorando de manera preocupante, y algunos pacientes tardan entre 15 y 20 meses en conseguir un fármaco innovador, incluso con enfermedades graves. Todos debemos intentar solucionar esta situación”. Una de las propuestas de Farmaindustria sería “dedicar al menos un 7 por ciento del PIB a garantizar la calidad asistencial”.

La sostenibilidad no está en riesgo

Sellés ha negado que la sostenibilidad del sistema sanitario público esté en riesgo: “El modelo de I+D lleva muchos años funcionando, estimula la investigación por parte de las compañías farmacéuticas y fomenta la competencia a través de los genéricos y biosimilares cuando caduca la patente. En los próximos años el gasto en fármacos aumentará entre un 2 y 2,5 por ciento, por debajo del Producto Interior Bruto (PIB) nominal de nuestro país. El sistema sanitario español dispone de mecanismos robustos para proteger su sostenibilidad”. En este sentido, ha hablado de la revisión y bajada anual de precios, los precios de referencia, etc.

“Una prueba más del compromiso de las compañías farmacéuticas con la sostenibilidad” del Sistema Nacional de Salud (SNS), según el presidente, es el desarrollo de fórmulas innovadoras de financiación, como el riesgo compartido, el pago por resultados, el techo de gastos, etc. En este punto, ha vuelto a referirse al convenio firmado con los Ministerios de Sanidad y Hacienda: “Farmaindustria tiene desde hace cuatro años un convenio con el Gobierno por el que cualquier aumento del gasto en medicamentos por encima del PIB supondrá una devolución euro a euro al sistema. Con este convenio, la Administración tiene asegurado el control del gasto farmacéutico”.

Plan de biosimilares y genéricos

Mucha menos conformidad ha mostrado Martín Sellés con la actualización del ‘Plan de acción para fomentar la utilización de los medicamentos biosimilares y genéricos’ que ha presentado recientemente el Ministerio de Sanidad: “Nuestra opinión es muy negativa, porque el plan es malo para la seguridad de los pacientes, para el sistema sanitario, en general, y muy especialmente para las compañías innovadoras nacionales. Estamos en contra porque el plan parte de un concepto incorrecto”. En opinión del presidente de Farmaindustria, “si el objetivo último es ahorrar”, no habría que discriminar al medicamento de marca con respecto al genérico si ambos tienen el mismo precio. “En España los medicamentos originales están obligados por ley a bajar su precio al precio del genérico cuando cumplen su patente”, ha recordado.