El portavoz de Sanidad del Grupo Socialista en el Senado, José Martínez Olmos, considera que el futuro del sistema sanitario en España puede ser positivo si se es "capaz de recomponer algunos daños que la crisis" ha causado, “así como aquellos recortes que el Gobierno central ha introducido”.

Tras defender que el futuro de la Sanidad en España depende de lo que hagan los españoles y especialmente quienes tienen responsabilidades de Gobierno, ha señalado que España tiene "un buen sistema sanitario", pese a que "se ha deteriorado como consecuencia de los recortes que el Gobierno ha impuesto".

Al mismo tiempo, ha subrayado que en todo caso "la gente quiere un sistema sanitario que sea público, gratuito, universal e igual para todos los ciudadanos, y ha incidido en la importancia de aprovechar el "conocimiento" del propio sistema para que este pueda contar con "un buen futuro" en el país.

Así lo ha señalado antes de presentar en Mérida su libro ‘El Futuro de la Sanidad en España’, y con motivo de lo cual ha señalado igualmente que el reto de la Sanidad en España y en toda Europa es el aumento del gasto sanitario como consecuencia del envejecimiento de la población.

"El envejecimiento poblacional tiene como una de sus consecuencias que la gente vive más años, los avances científicos pero también la calidad de vida ayuda a que las enfermedades se cronifican y por lo tanto todo eso genera más necesidades de servicio durante más tiempo", ha dicho. "Ese es un desafío importante, por eso los sistemas se tienen que adaptar a la cronicidad que hay en las personas, especialmente en los mayores", ha subrayado, al tiempo que añadido que otro "desafío" es el la innovación tecnológica, que "tiene unos costes muy altos".