En México, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2021 señala que 12 millones 400 mil personas padecen diabetes. Una enfermedad crónica que puede ocasionar daños irreversibles en la vista, el riñón o la piel.

Así lo indicó el jefe de Medicina Interna del Hospital Nacional Homeopático (HNH) de la Secretaría de Salud, David Alejandro Vargas Gutiérrez.

¿Qué es y a quiénes afecta la diabetes?

La diabetes mellitus o diabetes tipo II es la más común en personas mayores de 60 años; sin embargo, puede presentarse a cualquier edad. Se manifiesta cuando el páncreas no produce insulina suficiente o el organismo no la utiliza eficazmente para regular el azúcar en la sangre.

En entrevista por el Día Mundial de la Diabetes este 14 de noviembre, Vargas Gutiérrez dijo que en los últimos 10 años la incidencia incrementó un punto porcentual. Esto al pasar de 9.2 por ciento a 10.2 por ciento, con mayor proporción en mujeres. Dijo que, además de la diabetes tipo II, existe la tipo I que se presenta en la niñez y juventud.

Además de la diabetes gestacional, debido a hormonas asociadas al embarazo, y la provocada por medicamentos esteroides que incrementan la glucosa.

El especialista advirtió que la enfermedad es mortal si no se controla de forma adecuada.

La tasa anual de fallecimiento por diabetes mellitus es de 361 por cien mil habitantes, y la de tipo I es de 30 decesos por 100 mil.

Consecuencias en caso de atención tardía de la diabetes

El jefe de Medicina Interna del HNH mencionó que las consecuencias de la atención tardía o de la falta de control de esta enfermedad se observan en:

  • La pérdida de la función renal.
  • Problemas de agudeza visual.
  • Amputaciones.
  • Infarto al miocardio.
  • Eventos cardiovasculares mayores.
  • Neuropatía.
  • Dolor crónico en extremidades.

 

Estas complicaciones afectan a la calidad de vida de las y los pacientes y pueden llevar a muerte prematura.

Los síntomas comunes son el incremento en el volumen de orina, sensación de sed y de hambre, fatiga, pérdida de peso y cansancio. En ocasiones se acompaña de falta de visión y respiración rápida.

El especialista del HNH explicó que el tratamiento homeopático coadyuva a mantener adecuados niveles de azúcar en sangre.