Redacción. Madrid.- La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, ha presentado las cifras de donaciones para trasplantes de órganos en España durante el año 2002, de las que se desprende un aumento del 5 por ciento respecto al ejercicio anterior. Así, el año pasado 3.608 pacientes recibieron un órgano para el trasplante en nuestro país, mientras que el número de donantes se incrementó en 76 personas, un 5,5 por ciento, alcanzándose la cifra de 1.411. Esta cifra vuelve a situar a nuestro país a la cabeza mundial en trasplantes y donaciones de órganos, según informa el Ministerio en un comunicado.

Las estadísticas mundiales de donación y trasplantes demuestran, en 2001, que España supera al resto de los países con 32,5 donantes por millón de población (pmp), frente a los 22,6 donantes de Estados Unidos en ese mismo año. Además, comparando datos con los países de nuestro entorno, Francia, en el mismo periodo, tiene 17,8 donantes pmp; Inglaterra, 13,1 pmp, igual que Alemania; Austria alcanza el 23,7 donantes pmp, y Portugal, aunque ha aumentado el número de donantes en los últimos años, en 2001 tiene 20,2 donantes pmp, muy por debajo de nuestro país.

La tasa de donación se situó en 33,7 donantes por millón, para una población, según el INE, de 41,8 millones de habitantes, superándose la de 2001 que fue de 32,5 donantes por millón sobre una población de 41,2 millones de habitantes.

Las CC.AA. donde más se ha incrementado el número de donantes han sido Baleares, Castilla-La Mancha, Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Extremadura y Madrid. La edad media de los donantes adultos supera ya los 50 años, siendo un 34,6 por ciento de ellos mayor de los 60 años. La mayoría de los donantes habrían fallecido pro una hemorragia cerebral y es cada vez menor el grupo de donantes que fallece por un traumatismo. El porcentaje de donantes que fallecieron por accidente de tráfico fue del 17,6 por ciento.

La tasa de trasplante renal se ha incrementado de forma paralela a la donación, en un 5,6 por ciento, rompiéndose la racha de los años consecutivos de descenso efectivo y superándose la cifra de 1999, que fue de 2.023 trasplantes, y que marcó un máximo histórico. En 2002 se realizaron 2.032 trasplantes renales, lo que supone una tasa de 48,6 trasplantes renales por millón de habitantes.

En cuanto a los trasplantados hepáticos, se superó por primera vez las 1.000 intervenciones (1.033), lo que representa un crecimiento del 6,3 por ciento respecto a 2001. Ello ha sido posible gracias al incremento de la tasa de donación, pero también ha aumentado los trasplantes de vivo (se realizaron 41 frente a los 20 de 2001), a la partición de un hígado para dos pacientes. Además, el pasado año se realizó el primer trasplante combinado de hígado y doble pulmón en nuestro país.

El trasplante pulmonar se incrementó en un 12 por ciento. Se han hecho 162 implantes pulmonares, de los cuales, 123 eran trasplantes bipulmonares. En este apartado hay que destacar la realización en nuestro país de un trasplante bipulmonar de donante en asistolia, primer caso que se registra en el mundo, ya que el realizado anteriormente por un equipo sueco no era un trasplante doble de pulmón, sino un trasplante de pulmón aislado.

La actividad de trasplante de páncreas registró también un máximo histórico. Durante 2002 se realizaron 69 intervenciones frente a las 60 registradas en el año 2001. En cuanto a los trasplantes intestinales se realizaron tres, uno de ellos en un adulto, siendo este el primer caso registrado en nuestro país.

Descenso motivado

La única modalidad de trasplantes que vio reducida su cifra fueron los cardiacos, un 9 por ciento menos que en 2001. En total se realizaron 310, por lo que siguen descendiendo de forma continua desde el año 2000, año en que se hicieron 353. Este hecho viene motivado por la enorme exigencia del trasplante cardiaco en cuanto a las características de los donantes, así como a la menor presencia de pacientes en lista de espera.

En resumen, hay que destacar que las tasas de donación se han incrementado en base a la mayor eficacia en la detección y evaluación de los potenciales donantes. Estos resultados son reflejo de la puesta en marcha y consolidación del programa de control de calidad en el proceso de donación, el que fue galardonado por el Ministerio de Administraciones Públicas con uno de los premios a las mejores prácticas de calidad en su edición 2001.

En cuanto a las negativas a la donación, en 2002 se han reducido a menos del 22 por ciento frente al 23 por ciento del año anterior. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) prevé que a lo largo de 2003 este dato siga mejorando con el desarrollo del Plan de Mejora de las Tasas de Donación que fue aprobado el año pasado por la Comisión de Trasplantes del Consejo Interterritorial y que prevé una serie de actuaciones a lo largo de los próximos cuatro años. Dicho plan se inició en los últimos meses de 2002.