E.P., Sevilla.- El 43,3 por ciento de los médicos de Atención Primaria reconoce sufrir alteraciones psicofísicas provocadas por el ritmo de trabajo, según un estudio, promovido por la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) y realizado en dos centros de salud rurales de la provincia de Sevilla, en el que se analizó el desgaste profesional de estos facultativos. Entre otros problemas indicados por los profesionales participantes en el estudio destacan síntomas ansioso-depresivos (26,6 por ciento), insomnio (33,3 por ciento), alteraciones del carácter (23,2 por ciento) y estrés (39,2 por ciento).

Igualmente, según los resultados de la investigación, se aprecia un índice elevado de alteraciones familiares relacionado con niveles altos de despersonalización en el trabajo y agotamiento emocional.

En concreto, la media de edad de los profesionales encuestados se situó en 43,4 años, con un promedio de años en la profesión de entre 16 y 6,3 y en el puesto actual de diez a 4,6 años. Además, el 66,6 por ciento de los entrevistados son propietarios de plaza, mientras que el 26,6 por ciento son interinos y el 6,6 por ciento son sustitutos.

Tal y como indican los resultados de la investigación, los índices de "ausencia de logros personales" (otro de los aspectos analizados en el estudio para conocer el grado de motivación de los profesionales) son superiores cuando el médico era varón, con más de 45 años, propietario de plaza y más de 15 años en la profesión o más de diez años en el puesto.

Además, según señalan los responsables de la investigación, los profesionales con mayor ausencia de logros personales atienden a más de 50 pacientes al día, mientras que la media de pacientes atendidos diariamente se sitúa en 43.

Ante los datos obtenidos, los investigadores indican que "los médicos de Primaria tienen un nivel medio-alto de "burnout", mientras que el perfil del médico con mayor agotamiento es un varón, con más de 45 años, más de quince años en la profesión y/o más de diez años en el puesto, con alta carga burocrática-asistencial y mayor responsabilidad".

Igualmente, los responsables de este estudio confirman que "a mayor desgaste profesional, existen más alteraciones psicofísicas y conflictividad en los facultativos de Atención Primaria participantes en el análisis".