Como ya adelantó EL MÉDICO INTERACTIVO el pasado mes de mayo, el Servicio Vasco de Salud (SVS)-Osakidetza tendrá que pagar a más de 10.000 trabajadores cerca de 130 millones de euros por el plus profesional. El departamento de Salud que dirige Nekane Murga acatará de este modo las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que falló a favor de la demanda interpuesta por el sindicato ELA-STV. Salud tiene “en mente” abonarles los atrasos pendientes de los últimos siete años este mismo mes de octubre.

Los emolumentos que percibirán oscilan desde los 1.310 euros brutos anuales para un sanitario del nivel 1 y el grupo profesional más bajo a  los 11.543 euros fijados para los médicos con más antigüedad englobados en la categoría más elevada. El Departamento de Salud ya tiene preparado el presupuesto que tendrá que pagar por este concepto.

Este plus fue creado en 2011 cuando accedió a la presidencia del Gobierno vasco, el socialista Patxi López, pero cuando recuperó el Ejecutivo de Gazteiz del nacionalista Iñigo Urkullu, este se mostró contrario a abonar  los complementos, argumentando falta de liquidez e imposibilidad de cumplir lo propuesto por López por la crisis económica. Pero el sindicato mayoritario ELA-STV llevó el tema al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, quien fallo a favor de la organización sindical.

Ante distintas sentencias en su contra, desde Salud hicieron público en mayo que no solo iban a proseguir interponiendo recursos, sino que retiraban el que tenían presentado y que pondrían en marcha todos los mecanismos para proceder al pago de los atrasos que, finalmente, será este octubre.

Osakideza ha anunciado la fecha del pago de los pluses después de que responsables de la central vasca presentaran en el Palacio de Justicia de Vitoria-Gasteiz un incidente de ejecución de sentencia. La central reconoce que inició esta acción ante la posibilidad de que el pago se retrasase durante muchos meses. Y es que, según han adelantado, en el marco de la mesa sectorial, desde la dirección del Servicio Vasco de Salud les habían comunicado que lo abonarían en junio, “pero los ingresos en las cuentas corrientes no llegaron”, reconocen desde colectivos médicos. “Tras no abonar los atrasos en junio a los sindicatos les indicaron que lo harían en octubre, por eso ELA ha optado por presentar una petición de ejecución para que los sanitarios puedan comenzar a recibir, sin más dilación, lo que desde Osakidetza se les adeudan”, han adelantado desde la organización sindical vasca.

Faltan otros 150 millones

Además, Osakidetza, con el objetivo de no seguir sumando atrasos con sus sanitarios y tras las sentencias del TSJPV y del Tribunal Supremo, tomó la medida también de iniciar los abonos de la carrera profesional correspondiente a este año 2019, medida que puso en marcha la pasada primavera.

Por otro lado, la central ELA-STV mantiene con la Administración sanitaria vasca un pulso, no solo porque las resoluciones de los tribunales se cumplan, sino también reivindica que Osakidetza lleve a cabo una nueva convocatoria para poder acceder a los pluses en liza. Tal y como han explicado, en el año 2011  para determinar el complemento salarial se valoraron diferentes méritos profesionales  -investigaciones, cursos, etc., que aportaban puntos- y distinguió una antigüedad de 5, 11, 18 y 25 años trabajando en Osakidetza.

Según los datos que barajan los sindicatos, alrededor de 25.000 sanitarios se hallan afectados por la falta de convocatoria. Entre ellos, se encuentran los que no cuentan con los méritos suficientes para optar a la carrera profesional en 2011, así como los profesionales que desde ese año han podido cambiar a un nivel superior. A juicio de ELA a estos profesionales se les debe alrededor de 150 millones adicionales ante la ausencia de promociones.