Más de 2.000 mujeres son diagnosticadas cada año de cáncer de cérvix en España, y cerca de 800 mueren anualmente por este tumor. Asimismo, más de 20 millones están en riesgo de desarrollarlo. El 26 de marzo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Cérvix, como ha recordado la compañía Gedeon Richter.

Métodos moleculares

Luis Serrano Cogollor, médico especialista en Ginecología de HM Gabinete Velázquez, ha explicado las causas de este tumor. “Como todos los cánceres, hay una célula que tiene un error en su replicación, en su ADN. Actúa de manera independiente a todos sus efectos. Se divide de manera caótica y utiliza los recursos del organismo para prolongarse en el tiempo. El cáncer de cérvix no es una excepción. La causa última de que se produzca esta alteración es el VPH”, explica.

El VPH es la más frecuente de todas las infecciones de transmisión sexual y se estima que más del 80% de las personas sexualmente activas se contagiarán alguna vez en su vida de algún genotipo del VPH. Actualmente, se han detectado más de 150 genotipos, entre los que se encuentran 15 de alto riesgo y pueden desarrollar cáncer de cérvix.

Según Luis Serrano, en la actualidad se desarrollan “métodos moleculares que dicen quién tiene VPH y es potencialmente peligroso”. Además, este ginecólogo ha recordado que el desarrollo de la vacuna contra el VPH afectará a la incidencia de la enfermedad en los próximos años. “Con la vacuna podemos prevenir la infección. Nosotros proclamamos la necesidad de que se vacune toda la población, chicos y chicas, todo el mundo que sea sexualmente activo”, ha comentado.

Test de detección del cáncer de cérvix en España

Miguel Ángel Losada, director científico de Gedeon Richter, ha señalado que “la infección por VPH pone de manifiesto la necesidad de utilizar los test de detección. También se deben determinar los genotipos de alto riesgo y, sobre todo, diferenciar entre aquellas infecciones transitorias y las que tienen potencial de transformación oncogénica.

“Existen pruebas que permiten determinar la posible actividad oncogénica de los virus detectados a través de la expresión de su ARNm y detección de biomarcadores específicos como Mía by XytoTest”, ha dicho.

Esta prueba detecta el ARN mensajero, “una especie de molécula que nos prueba que el virus está activo, no solamente que está sino que está integrado su ADN en el de la célula y está provocando la aparición de líneas celulares diferentes”.

Este sistema diagnóstico incluye un dispositivo sanitario patentado, especialmente diseñado para la recolección de células cervicovaginales. “Después se puede hacer en un laboratorio especializado la identificación de los principales virus de alto riesgo y su posible actividad oncogénica”.