La infección por COVID-19 está repuntando en la Comunidad de Madrid. Aumentan las personas contagiadas, los ingresos hospitalarios y en las unidades de cuidados intensivos. Ante esta situación es necesario tomar medidas urgentes. Así lo han dejado claro más de 600 sanitarios madrileños. En concreto, han realizado y firmado un documento para pedir medidas ejecutivas al gobierno madrileño de la presidenta Isabel Díaz Ayuso.  El mismo se ha denominado ‘Decálogo contra la COVID-19 en la Comunidad de Madrid: una llamada para actuar’. El escrito fue entregado ayer a la presidenta, miembros de su Gobierno y portavoces sanitarios de los distintos grupos políticos de la Asamblea de Madrid.

Dicho documento incide en la necesidad de medidas ejecutivas al margen de las medidas extraordinarias de restricción de la movilidad o de reunión. Todo ello teniendo en cuenta que la Atención Primaria carece de los medios para atender con rapidez a todos los sospechosos de COVID-19. Por su parte, en la atención hospitalaria se comienzan a suspender las intervenciones no urgentes.

Medidas ejecutivas para la Comunidad de Madrid

Entre las medidas ejecutivas reclamadas destaca la apertura de todos los centros de salud y de los consultorios locales y refuerzo de sus plantillas. También la contratación de rastreadores para la detección de contactos estrechos, en número de 30 por 100.000 habitantes, es decir, entre 1.700 y 2.000 (contratos anuales, indefinidos). Todo ello unido a la suficiente capacidad para analizar pruebas PCR en los laboratorios del SERMAS

Por otra parte, se reclama el establecimiento de las zonas básicas de salud como unidades de coordinación. También un plan de preparación de los hospitales, con apertura de todas las camas cerradas.

Por último, se incluyen otros puntos como garantías para que los casos positivos se aíslen o un plan de contingencia continuado en las residencias de personas mayores. “Creemos que este decálogo constituye un conjunto de medidas mínimas indispensables para poder contener o frenar el crecimiento de la infección por COVID-19 en la Comunidad de Madrid”, concluyen los sanitarios.