Los datos obtenidos por el registro español ALBACOVID desvelan que más de un 57 por ciento de los pacientes hospitalizados por COVID-19 desarrollaron algún síntoma neurológico. Además, las complicaciones neurológicas supusieron la causa principal de muerte en el 4 por ciento de los fallecidos por coronavirus. Así acaba de ser publicado en la revista Neurology.

El registro ALBACOVID ha sido realizado en el mes de marzo entre todos los hospitalizados por COVID-19 en la provincia de Albacete. Se trata del más extenso que se ha publicado hasta la fecha a nivel internacional, pues revisa un total de 841 pacientes.

Sobre el mismo se ha pronunciado José Miguel Lainez, presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN). “Desde la SEN recomendamos que los sanitarios mantengan una estrecha vigilancia neurológica sobre los pacientes afectados por SARS-CoV-2 para reconocer de forma precoz posibles complicaciones del sistema nervioso”.

Síntoma neurológico por COVID-19

Según el registro ALBACOVID, el 57,4 por ciento de los pacientes hospitalizados por COVID-19 desarrolló algún síntoma neurológico. En el 2,5 por ciento de los casos fue alguno de estos síntomas lo que llevó a los pacientes a acudir a Urgencias.

Entre los llamados síntomas inespecífico destacan mialgias (17,2 por ciento), dolor de cabeza (14,1 por ciento) y mareos o inestabilidad (6,1 por ciento). Estos estuvieron presentes principalmente en las primeras etapas de la infección. Por otra parte, la anosmia o pérdida de olfato (4,9 por ciento) y la disgeusia o alteración del sentido del gusto (6,2 por ciento) fueron síntomas que también estuvieron presentes en las primeras etapas de la enfermedad. Estos fueron más frecuentes en casos menos graves. En un 60 por ciento de los casos, este síntoma neurológico fue la primera manifestación clínica de la infección.

Además, casi un 20 por ciento de los hospitalizados sufrieron algún trastorno de la conciencia. Principalmente este síntoma neurológico estuvo presente en pacientes de edad avanzada y con COVID-19 grave y avanzado. También se registraron otros síntomas más graves y más específicos desde el ámbito de Neurología. Es el caso de miopatías (3,1 por ciento), disautonomía (2,5 por ciento), enfermedad cerebrovasclar (1,7 por ciento), convulsiones (0,7 por ciento) y trastornos del movimiento (0,7 por ciento).

Desde la SEN recuerdan que, desde el inicio de la pandemia, se está llevando a cabo el Registro COVID-19. En el mismo se recogen las aportaciones voluntarias de todos aquellos neurólogos que han detectado síntomas neurológicos en pacientes con COVID-19. Las  más frecuentes recogidas son: síndrome confusional o encefalopatía leve-moderada, ictus, anosmia/hiposmia, cefaleas y epilepsia. Menos frecuentes, se han registrado casos de encefalopatía grave o coma, encefalitis, polirradiculoneuropatías, trastornos del movimiento, parálisis facial o parálisis de nervios oculomotores.