El análisis dirigido por investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas (EEUU) y publicado en JAMA Pediatrics, incluyó a 2.564 hombres y 3.697 mujeres participantes en la Encuesta Nacional de Tendencias de Información de Salud y destaca que los hombres son menos propensos que las mujeres a saber que el virus conlleva un riesgo de cáncer. Dos tercios de los hombres y un tercio de las mujeres de entre 18 y 26 años no sabían que el VPH causa cáncer de cuello uterino. Además, más del 80 por ciento de los hombres y el 75 por ciento de las mujeres en el mismo grupo de edad, y el 70 por ciento de todos los adultos estadounidenses de cualquier edad no sabían que el VPH puede causar cáncer oral, anal y de pene.

El estudio también demostró que, de las personas que eran elegibles para la vacuna o tenían familiares elegibles para la vacuna, solo el 19 por ciento de los hombres y el 31,5 por ciento de las mujeres recibieron recomendaciones de un médico para la vacuna.

“Los bajos niveles de conocimiento sobre el VPH en estos grupos de mayor edad son particularmente preocupantes, dado que estos individuos son (o probablemente serán) padres responsables de tomar decisiones de vacunación contra el VPH para sus hijos”, ha valorado la profesora asistente en la Escuela de Salud UTHealth Public Health, Kalyani Sonawane.

Los investigadores han explicado que las campañas de vacunación contra el VPH se han centrado en gran medida en la prevención del cáncer de cuello uterino en las mujeres, sin embargo, sus hallazgos demuestran la necesidad de educar a ambos sexos sobre el VPH y su vacunación.

“Las tasas de cáncer de cuello uterino han disminuido en los últimos 15 a 20 años gracias a su detección. Por otro lado, hubo un aumento de más del 200 por ciento en las tasas de cáncer de orofaringe en los hombres y un aumento de casi el 150 por ciento en las tasas de cáncer anal en las mujeres”, ha asegurado Deshmukh.