La mayoría absoluta del PP en Andalucía le permitirá desarrollar su modelo de Sanidad integral, definido en su programa electoral, en el que ha incluido el incremento del presupuesto destinado al Servicio Andaluz de Salud (SAS), así como mejoras laborales para sus profesionales. El partido que preside Juan Manuel Moreno Bonilla ha ofrecido también “una transformación profunda de la Atención Primaria” y “una mejora permanente de la Atención Hospitalaria”. En ese modelo de “Sanidad integral”, deben gestionarse como una única realidad sanitaria la asistencia, la prevención o Salud Pública y la asistencia sociosanitaria.

El PP ha anunciado la promoción de una Ley de Salud integral que refuerce la coordinación y permita abordar emergencias sanitarias y de salud pública. “Buscaremos una visión transversal, en línea con la estrategia mundial, para aumentar la colaboración interdisciplinar en el cuidado de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente”. El programa ha incluido también el concepto One Health, en el que participan las diferentes profesiones sanitarias y expertos de otras áreas de conocimiento.

Mayoría absoluta del PP en Andalucía

Un día después de la victoria electoral de Juan Manuel Moreno Bonilla, el ahora presidente en funciones no ha dicho si seguirá contando con el mismo equipo de Gobierno, con Jesús Aguirre, en la Consejería de Salud y Familias, o habrá caras nuevas. El exvicepresidente de la Organización Médica Colegial (OMC) y exsenador ha sido elegido diputado por la provincia de Córdoba.

Ya en campaña electoral el ahora presidente en funciones ha destacado de su Ejecutivo la bajada de impuestos, el impulso de los sectores productivos y la ampliación de recursos públicos “más que nunca” para Sanidad y Políticas Sociales. “Prometimos mejorar la Sanidad, y actualmente contamos con más profesionales que nunca y 33 centros nuevos, entre ellos 6 hospitales”, ha dicho.

Más presupuesto para Sanidad

En su programa electoral, el Partido Popular ha indicado que “nunca hasta ahora en la historia de Andalucía se han dedicado más fondos públicos para los profesionales de la Sanidad, los Servicios Sociales y la Educación”. La Junta ha ampliado los efectivos, ha aumentado su contratación, ha incrementado las ofertas públicas de empleo y ha iniciado el proceso de homologación de sus retribuciones con la media nacional.

La Junta ha aumentado el presupuesto del SAS, que ha pasado del 6,1 % del PIB en 2018 al 7,7% previsto para 2022, con 3.058 millones de euros más. “De esta forma, se ha impulsado un plan de inversiones, y uno de cada tres nuevos hospitales en España es andaluz. El SAS cuenta ahora con un 30% más de profesionales, que, además, tienen mejores condiciones laborales, con un acuerdo histórico para desarrollar la carrera profesional y otro, sin precedentes, para dar respuesta a la reivindicación histórica de la equiparación salarial con la media nacional”.

El programa electoral del PP en las elecciones al Parlamento de Andalucía ha incluido la defensa de una “Sanidad pública universal, gratuita y de calidad. También debe garantizar la equidad de los ciudadanos en su acceso, con independencia del municipio donde vivan”.

Otras promesas electorales del PP en Andalucía han sido:

  • Plan de Humanización del Sistema Sanitario Público.
  • Desarrollo de ofertas públicas de empleo.
  • Convocatoria de concursos de traslados abiertos y permanentes.
  • Subida de 150 euros para el personal sanitario hospitalario A2. Esta medida beneficiará a 21.430 profesionales del SAS.
  • Complemento de continuidad asistencial de Atención Primaria. Retribución de la prolongación de hasta cinco horas en jornada de tarde en días laborables de Médicos de AP que beneficiará a 7.328 profesionales.
  • El modelo de carrera profesional se extenderá a todas las categorías. Más de 72.000 trabajadores del SAS se ven beneficiados de esta mejora, 30.982 que ya estaban incluidos y 41.512 nuevos profesionales se incorporarán al modelo.
  • Acceso al nivel IV de carrera profesional del personal auxiliar administrativo.
  • Creación de la categoría de médico de Urgencia Hospitalaria en los centros de la sanidad pública.
  • Supresión de las subastas de medicamentos y apuesta por alianzas público-privadas.