Una gran parte de la población

no conoce los síntomas

propios de la meningitis y

la sepsis bacteriana a pesar de

considerarla muy grave y peligrosa

en edad infantil, según

un estudio realizado por la

Fundación Irene Megías contra

la Meningitis gracias a la financiación

del Ministerio de Sanidad

y Consumo.

La encuesta contó con la

participación de más de 1.500

ciudadanos de los que casi la

mitad reconocieron haber conocido

personalmente algún

caso de meningitis en su entorno

más cercano. De igual modo,

un 40 por ciento consideran

esta enfermedad como la

más grave en la infancia, siendo

así la más temida tan sólo

por detrás del cáncer y el sida.

Sin embargo, y a pesar de

estas cifras, existe “un gran desconocimiento”

acerca de los

principales síntomas que permiten

detectar su incidencia,

explicó el autor de esta investigación,

Guillermo Bosovsky,

durante la presentación de los

resultados del estudio. Así, el 83

por ciento de los encuestados

reconocieron que no consideran

la fiebre, el dolor de cabeza

o los vómitos como síntomas

propios de esta enfermedad, al

tiempo que consideran necesario

“esperar dos o tres días para

ver la evolución de la sintomatología

para acudir al médico”,

algo totalmente erróneo.

Para el jefe del Servicio de

Cuidados Intensivos Pediátricos

del Hospital Niño Jesús de Madrid,

Juan Casado, esta falta de

conocimiento resulta fundamental

en algunos casos, ya

que la evolución de las variantes

de las enfermedades meningocócicas

para las que no

existe vacunación previa, como

la meningitis bacteriana o la

sepsis, es “muy rápida y avanza

en tan sólo unas horas”.

Otra característica propia de

esta enfermedad es la aparición

de petequias o manchas en la

piel en cualquier parte del cuerpo.

“La detección de una mancha

sospechosa que no desaparece

al estirar la piel es un

síntoma decisivo”, añadió Casado,

así como también es importante

un aumento de la presión

en la cabeza que “en los niños

se traduce en irritación y llantos

continuos”.

Aunque ocho de cada diez

casos de meningitis se detectan

en niños menores de 5 años, los

expertos aseguran que es una

enfermedad que también puede

aparecer en adolescentes y en

personas mayores. “Es necesario

conocer bien los síntomas y saber

cómo actuar ya que el 75

por ciento de las muertes se pueden

evitar con un diagnóstico

precoz”, advirtió el presidente de

la fundación, Jorge Megías.

Más información:

www.contralameningitis.org

Tel: 91 811 79 73