Redacción, Madrid.-La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha distribuido entre los candidatos políticos a las elecciones del 25 de mayo un cuestionario para conocer su opinión acerca de las enfermedades neurológicas y sus principales proyectos.

En dicho cuestionario se les formulaban una serie de cuestiones sobre los casos de atención neurológica urgente, la atención en la zona rural, la asistencia social, la libre elección de médico y las necesidades regionales, entre otras. Asimismo, se les pidió que enumerasen algunos de los proyectos relativos a la neurología que piensan poner en marcha en caso de ganar las elecciones.

Entre las conclusiones más relevantes figura, por ejemplo, que la inmensa mayoría de los partidos afirman que debe existir la libre elección de médico, la diferencia está en que algunos creen que en todo el territorio nacional y otros en las comunidades autónomas. IU de Extremadura ha sido el único partido que opina que no debe existir la libre elección de médico.

Los candidatos también coinciden en que para los pacientes con necesidades especiales, deben crearse redes superespecializadas en las comunidades, excepto el candidato del PP de Ceuta, que dice que estos enfermos deben ser referidos a unidades especializadas de ámbito nacional.

Todos señalan, asimismo, que, en cuanto al apoyo social a pacientes y sus familiares, la Administración debe involucrarse activamente. El candidato del PSOE de La Rioja señala que son las obras sociales de las entidades financieras, junto con las comunidades autónomas las que se deben encargar del apoyo social.

Los aspirantes políticos dicen tener en sus proyectos políticos espacio para las personas con enfermedades neurológicas. Entre los proyectos se encuentran salario a los cuidadores familiares, creación de plazas en hospitales de día, admisión de pacientes por periodos de respiro familiar, plazas en residencias de ancianos para pacientes, planes especiales de empleo y planes integrales de desarrollo profesional. Destacan el PP de Asturias y de Ceuta por ser los que menos definidos tienen sus proyectos en cuanto a enfermedades neurológicas