En el marco del Día Mundial de la Esclerosis Sistémica, que se conmemoró el pasado 29 de junio, un trastorno autoinmune del tejido conectivo, lo que quiere decir que el sistema inmunológico ataca por error al organismo provocando inflamación crónica, endurecimiento y engrosamiento de la piel debido a un proceso anormal de cicatrización (fibrosis) y acumulación de exceso de colágeno.

En este marco, Boehringer Ingelheim anunció la aprobación en México del uso de nintedanib en pacientes con Enfermedad Pulmonar Intersticial (EPI) causada por Esclerosis Sistémica, una enfermedad rara y altamente discapacitante. La presentación se dio a conocer en un evento que contó con la presencia de la Dra. Guillermina Muñoz, directora médica de Boehringer Ingelheim México Centroamérica y El Caribe, quien afirmó que este padecimiento degenerativo afecta de manera importante la calidad de vida de los pacientes:

“Conseguir un diagnóstico adecuado de esta enfermedad puede tomar varios años debido a su poco conocimiento y, cuando esto pasa, puede dañar de manera sistémica músculos, articulaciones, vasos sanguíneos, corazón, riñones y pulmones con complicaciones respiratorias, cardiacas, gastrointestinales y cutáneas potencialmente mortales, además de los daños sociales, emocionales y económicos en el paciente y su entorno”.

Prevalencia de la esclerosis sistémica

La esclerosis sistémica tiene una prevalencia de entre 10 a 50 casos por cada millón de habitantes, de los cuales hasta 70% desarrollan daño pulmonar y aproximadamente 40% desarrolla enfermedad pulmonar intersticial (EPI), lo que se traduce en fibrosis de las vías aéreas, especialmente durante los tres años posteriores al diagnóstico.

La Dra. Tatiana Sofía Rodríguez, médico reumatólogo e internista del Instituto de Ciencias Médicas Salvador Zubirán, señala que las causas de esta enfermedad aún son un tanto inciertas, pero es importante identificar algunos síntomas como la tirantez de la piel, dolor articular, acidez gástrica, entumecimiento y cambios de color en los dedos de las manos, pies, orejas y punta de la nariz, ante la exposición al frío o al estrés. Cuando esto se presenta, es necesario acudir de inmediato a un médico reumatólogo para descartar esta enfermedad.

Seguridad de nintedanib

Ante el impacto de esta enfermedad, se ha vuelto necesario la búsqueda de un tratamiento que satisfaga las necesidades de estos pacientes; es por eso que Boehringer Ingelheim realizó el ensayo SENSCIS10 para evaluar la seguridad a largo plazo de nintedanib en pacientes con esta enfermedad que ha tenido repercusiones en los pulmones.

El ensayo de fase III, llamado SENSCIS aleatorizado y controlado con placebo, involucró a 576 pacientes de 32 países, incluyendo México, es la base de una solicitud de aprobación para el tratamiento de la enfermedad pulmonar intersticial asociada a esclerosis sistémica, presentada recientemente por Boehringer Ingelheim a la FDA y EMA, mientras que en México se sometió ante COFEPRIS y recibió recientemente la aprobación.

El análisis mostró que el perfil de seguridad de nintedanib fue consistente con el informado durante 52 semanas en el ensayo SENSCIS, además, 347 pacientes en el estudio de extensión que recibieron nintedanib demostraron menor disminución en la capacidad vital forzada (FVC) después de 52 semanas de seguimiento. Esto quiere decir que la capacidad pulmonar de los pacientes que recibieron nintedanib se estabilizó, y los efectos adversos del fármaco fueron los esperados y adecuadamente manejables.

Tratamientos innovadores

Boehringer Ingelheim trabaja en el desarrollo de tratamientos innovadores que cubran las necesidades de los pacientes, por lo que esta aprobación marca un momento de gran importancia para las personas que viven con esclerosis sistémica, quienes podrán ver  clara mejoría en su salud y, por supuesto, significa un hito para la comunidad médica y para la compañía que cumple con su visión de Aportar Valor a través de la Innovación y fortalece su compromiso para continuar desarrollando medicamentos que ayuden a pacientes con enfermedades incapacitantes.

La Dra. Guillermina Muñoz precisó que el diagnóstico oportuno para este tipo de padecimientos es primordial, lamentablemente, la poca difusión del tema hace que no se identifiquen el problema y, como consecuencia, este se agrava, sin embargo, estamos orgullosos porque ahora podemos ofrecer un nuevo medicamento que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas en nuestro país y en el mundo.