E.P.- Un compuesto llamado Cop-1, actualmente empleado para tratar la esclerosis múltiple, puede también retardar la progresión de la esclerosis lateral amiotrófica, conocida también como enfermedad de Lou Gehrig.

Pese a que la causa de que este tipo de esclerosis, una enfermedad neurodegenerativa, aún no se conoce, muchos de los factores que contribuyen a esta patogénesis son comunes a muchas otras alteraciones del sistema nervioso, como la enfermedad de Alzheimer, el corea de Huntington y el glaucoma.

En el nuevo trabajo, los autores, pertenecientes al Instituto Weizmann de Ciencias de Israel, investigaron los efectos de Cop-1 en un modelo de ratones con esclerosis múltiple. El tratamiento con Cop-1 retrasó la aparición de la enfermedad y aumentó la duración de la vida en casi un 25 por ciento comparado con los ratones de control, que no recibieron la medicación.

El tratamiento avanzado en ratones sanos con Cop-1 también previno la degeneración de las neuronas asociada con lesiones neurológicas, resultantes de dosis tóxicas agravadas del neurotransmisor glutamato.

Dado que la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos, ya ha aprobado Cop-1 para el tratamiento de la esclerosis múltiple, los científicos indican que se necesitan investigaciones futuras dirigidas a desarrollar una formulación y un régimen de medicamentos específico para el tratamiento de la ELA.