La medicina de precisión se perfila en la actualidad como una herramienta que busca hacer más efectivo el tratamiento del cáncer, tema que se destacó durante la 6ta Reunión Anual del Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer (C-MIC).

El Dr. Luis Alonso Herrera Montalvo, director del Instituto Nacional de Medicina Genómica y fundador del CMIC, explicó que, si bien la idea de medicina de precisión no es nueva, los avances son una gran promesa para el tratamiento del cáncer. “Este método permite a los especialistas seleccionar tratamientos que tienen más probabilidad de ayudar a los pacientes de acuerdo con un concepto genético de su enfermedad”.

Agregó que “en la actualidad, cuando una persona es diagnosticada con cáncer recibe el mismo tratamiento que otras personas que tienen el mismo tipo y estadio de cáncer. Sin embargo, se ha comprobado que cada individuo responde en forma distinta. Después de décadas de investigación, los científicos comprendieron que los tumores de los pacientes tienen cambios genéticos diversos que deben ser atendidos de manera única”.

El cáncer es uno de los mayores problemas de salud pública en México, en la actualidad, este mal es la tercera causa de muerte en el país (ocasiona el 12% de todas las defunciones) y se estima que cada año se registran unos 191.000 nuevos pacientes con esta enfermedad.

La mayoría de los casos están directamente relacionados con estilos de vida no saludables, como el tabaquismo, el alcoholismo y la inactividad física.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que para el año 2030 fallecerá una persona por cáncer cada 2 segundos en alguna parte del planeta. Esto, a pesar de que entre el 30 y 50 por ciento de los cánceres se pueden evitar reduciendo los factores de riesgo y aplicando estrategias preventivas con base científica.

El cáncer puede ser causado por muchos factores, incluyendo la exposición a sustancias que causan cáncer, ciertos comportamientos, la edad y mutaciones genéticas heredadas.

La medicina de precisión podría ayudar a revertir el panorama. Se espera que pronto los tratamientos sean afines a los cambios genéticos en el cáncer de cada persona.

Al respecto, el Dr. Herrera comentó que “los científicos ven un futuro muy cercano en el que las pruebas genéticas ayudarán a decidir a cuáles tratamientos hay más probabilidad de que responda el tumor del paciente, lo que ayudará a que los pacientes se libren de recibir tratamientos que no tienen probabilidad de ayudar”.

Durante la clausura de la 6ta Reunión Anual del Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer (C-MIC), los científicos asistentes coincidieron en que la investigación es fundamental para lograr un mejor manejo del cáncer en México y en el mundo. Si te interesa ser parte de esta comunidad y seguir la discusión generada alrededor del tema, inscríbete en www.c-mic.mx.