E.P., Barcelona.- Un equipo de médicos del Hospital Valle de Hebron de Barcelona ha realizado con éxito un trasplante renal a una niña de ocho meses y 4,9 kilos de peso. Es la primera vez en Europa que se realiza una operación de este tipo en un paciente de tan bajo peso, según ha explicado el Dr. Angel Vila, miembro del equipo médico del Servicio de Nefrología del Hospital Materno-Infantil de la citada ciudad sanitaria.

La operación se realizó hace dos meses y la niña, que sufría un trastorno renal congénito que le impedía tener un crecimiento y un estado nutricional normal, recibió el órgano de un niño de un año y medio de edad. Actualmente, la bebé intervenida se encuentra "perfectamente y ya pesa 6,7 kilos", ha señalado el Dr Vila.

La dificultad de la operación, realizada por los médicos Juan Antonio Martín y Enric Murio, radica en "las dimensiones muy reducidas de los vasos sanguíneos y de las vías urinarias del receptor y del donante", señaló Vila. Además, la situación "se complica cuando el receptor, en este caso la niña, tiene bajo peso, pocas defensas y no tiene un estado nutricional normal", añadió.

Dos meses después de la intervención, la niña hace vida normal, aunque requiere de algunos tratamientos inmunosupresores para evitar el rechazo del nuevo órgano, y "ya pesa 6,7 kilos", explicó este especialista. Y, aunque su peso actual no es todavía el adecuado, "ha mejorado muchísimo", señaló.

Respecto a la posibilidad de que la niña necesite tratamientos inmunosupresores de por vida, Vila considera "probable" que la administración de estos medicamentos se reduzca "con el paso del tiempo". En su opinión, "el grado de tolerancia en los trasplantes renales es tal que puede que en el futuro se utilicen otras alternativas a los medicamentos inmunosupresores".

Tras esta intervención, el equipo médico del Hospital Vall d’Hebrón espera realizar antes del verano la misma operación a un lactante de siete meses que también tiene un trastorno renal. Según Vila, esta intervención se realizará "lo más pronto posible" cuando "haya un donante apropiado".

El Servicio de Nefrología Pediátrica y Hemodiálisis del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona empezó a realizar trasplantes renales pediátricos durante la década de los años 80. Hasta el momento han realizado 224 operaciones a niños de distintas edades. Hace cuatro años, el mismo equipo intervino de un trasplante renal a un bebé de 11 meses.