La plataforma ‘AP se mueve‘ incide en que la Comunidad de Madrid necesita reforzar los recursos y aumentar la cantidad de test disponibles y material de protección adecuados para pasar a la fase 1. “No queremos entrar en política. Esto es un análisis técnico. Hacen falta 750 médicos en la AP madrileña para igualarnos al resto de comunidades autónomas. Y enfermeras, personal administrativo y la dotación de rastreadores necesaria para trazar los contactos. Si la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid no apuesta por nosotros ahora, no lo hará nunca”, denuncian en un comunicado.

Según apuntan, desde el inicio de la epidemia por SARS-COV-2, los equipos de Atención Primaria (EAP) han adaptado su organización y actividad. “Desgraciadamente, tras años de recortes, iniciamos la crisis COVID-19 con un déficit estructural de 600 médicos de familia y 150 pediatras. Con 5 minutos por paciente”, critican.

‘AP se mueve’ apunta que deben afrontar la desescalada con un número “creciente” de consultas sobre problemas ajenos a la epidemia, además del seguimiento de la totalidad de pacientes de COVID-19, “diagnosticar, trazar contactos, confinar y atender urgencias, problemas crónicos, burocracia y lo que venga”. “Nosotros sabemos, el Ministerio sabe, nuestros pacientes saben que no damos abasto, que no hay suficientes efectivos… ¿Dónde están esos refuerzos?”, se preguntan retóricamente.

“Los médicos os estamos gritando que queremos hacer nuestro trabajo sin interferencias, con directrices claras y realizables, tests diagnósticos suficientes, equipos de protección adecuados para no poner en peligro a pacientes y profesionales, y recursos humanos de carne y hueso, no sobre el papel. Necesitamos que los políticos guarden sus espadas y dejen de pensar en cómo posicionarse para cuando esto pase. En cuanto Madrid refuerce la Atención Primaria, pasaremos de fase”, concluyen.