Un amplio colectivo de médicos de Atención Primaria (AP) de diferentes gerencias territoriales del Instituto Catalán de la Salud (ICS), tras una asamblea que han mantenido recientemente en el CAP Blanes, junto con distintos representantes del Sindicato Médico de Cataluña (MC/Metges) solicitan a la central colegial que interceda por ellos ante el ICS.

Según han explicado a EL MÉDICO INTERACTIVO facultativos que participaron en el encuentro, este era el quinto que se celebraba, y en el mismo se pusieron en común los problemas de déficit de personal, así como el incremento de la presión asistencial que, entre otros, padecen y que “están amenazando con el sostenimiento de la calidad asistencial a sus pacientes”. Este es el motivo por el cual exigen al sindicato de los médicos catalanes que vehicule las inquietudes y peticiones de los profesionales de AP intercediendo ante el director gerente del ICS, Josep María Argimon.

La organización que aglutina al mayor número de facultativos del ICS, según ha adelantado, ya se ha puesto en contacto con la gerencia de la Sanidad pública catalana para hacerles llegar las demandas de los sanitarios de Primaria a la Dirección. “Porque el hartazgo es generalizado y si no se ponen medidas en marcha que ayuden a reconducir la situación se pasará de la queja a la acción”, alerta Javier O’Farrill, presidente del Sector Primaria ICS del Sindicato Médico (MC). En esta misma línea, el portavoz sindical sostiene que las soluciones son conocidas por el ICS. “Saben que tienen que revertir los recortes, así como extender al todo el territorio catalán la instrucción dictada por la misma empresa para el área de Metropolitana Norte de Barcelona que, entre otras medidas, pone límites al número de visitas diarias que tienen que realizar los médicos de AP y los especialistas en Pediatría, así como un tiempo mínimo de consulta por cada paciente de 12 minutos”.

Desde el Sindicato Médico de Cataluña recalcan que la reforma de la Atención Primaria, así como la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los sanitarios de Primaria es una de sus máximas prioridades. En este sentido, recuerdan que desde el año 2015 vienen denunciando las debilidades, las carencias y los recortes en este primer eslabón sanitario, que es la puerta de entrada al sistema de salud. “Estas prioridades fueron refrendadas, tal y como recuerdan desde MC, en un simposio en el que expertos y profesionales analizaron las causas de la situación, al tiempo que aportaban soluciones para revertirlas”. Medidas que, hasta el momento tal y como alertan los facultativos de AP y la central médica, están brillando por su ausencia, “pero están llevando a los médicos a situaciones límites”, han reconocido a EL MÉDICO INTERACTIVO, sanitarios de Primaria.

Demandas sindicales a las patronales sanitarias

Por otro lado, las centrales sindicales (Metges de Catalunya, CC.OO, UGT y SATSE) de la mesa de negociación del convenio colectivo del sistema sanitario integral de utilización pública de Catalunya (SISCAT) exigen a las patronales de la red concertada que apliquen “de forma automática” las mismas mejoras que han sido acordadas en la Mesa General de la Función Pública para los trabajadores y trabajadoras de la Administración. Esto es un incremento retributivo total del 1,95 por ciento y la recuperación de la percepción del cien por cien de las retribuciones, desde el primer día, en caso de baja laboral.

MC, CC.OO, UGT y SATSE han convocado una concentración de trabajadoras el martes día 9 de octubre, a las 11 horas, ante el Departamento de Salud para protestar por el trato injusto que reciben los empleados de la sanidad pública concertada por parte de las patronales y la Administración.

Los sindicatos justifican su petición en la que reprochan a los representantes empresariales que consideren parte del sector público a los profesionales del ámbito concertado cuando se trata de implementar los recortes decretados para los funcionarios, pero que no pase lo mismo cuando se aprueba la reversión de estos ajustes o la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores públicos.

Las centrales remarcan su actuación “en bloque y al unísono” para rechazar las propuestas de negociación colectiva que supongan mantener agravios comparativos respecto al resto de trabajadores de los servicios públicos. En este sentido, manifiestan su rechazo a los recortes salariales que se mantienen desde el año 2010, a las contrataciones precarias, la inestabilidad y la dificultad para conciliar la vida personal y laboral. También expresan su hartazgo “por la presión asistencial a la que tenemos que hacer frente con plantillas disminuidas y falta de inversiones, lo que perjudica claramente la calidad asistencial que recibe la ciudadanía”.