En plataformas digitales se ha dado a conocer una carta dirigida al Presidente de la República. Andrés Manuel López Obrador, al Secretario de Salud. el doctor Jorge Alcocer Varela. y al Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. en la cual los médicos de México, como se hacen llamar en la misma, exponen un manifiesto sobre las necesidades que los médicos observan en sus centros de trabajo.

El nuevo COVID-19 ha traído al país una situación de peligro y vulnerabilidad para los trabajadores de la salud, mismos que han incurrido en diversas manifestaciones públicas para exigir adecuado equipo de protección, que ha tenido desde problemas en la distribución, hasta inadecuados usos por falta de capacitación.

Entre las observaciones se encuentra la nula vigilancia en las áreas de consulta externa y recepción de pacientes NO COVID, pues sugieren que es necesario implementar el protocolo universal para la atención de pacientes, ya que cualquiera pudiera ser un portador asintomático o hiposintomático. Asimismo, la vigilancia del personal de enfermería, recepcionistas y asistentes médicos.

Se ha tomado como base el artículo 4 constitucional en el que se menciona la Ley General de Salud y la Ley Federal de Trabajo, así como la NOM-017 STPS-2018 por el uso y manejo del equipo de protección. Se incluyen también reglamentos de la LGS por prestación de servicios médicos, la declaratoria de la directora de la Organización Panamericana de la Salud y las recomendaciones de protección al personal médico que hace la Organización Internacional del Trabajo.

Los puntos esenciales son:

• Hacer obligatorio el uso de mascarilla a toda persona que ingrese a hospitales o centros de salud al considerarlo potencial portador.
• Entrega de EPP completo para tratar pacientes con COVID o sospechosos para médicos, personal de apoyo, personal asistencial, traslado de pacientes, personal de aseo, internos, pasantes y residentes.
• Capacitación teórica para el manejo del EPP.
• Suspensión inmediata de cirugías ambulatorias y consulta externa.
• Vigilar adecuadas áreas de trabajo.
• Asegurar número suficiente de ventiladores.
• Establecer turnos de 4 horas para atender pacientes COVID.
• Asegurar aislamiento para los médicos involucrados con pacientes COVID.
• Filtros en la entrada de todas las unidades hospitalarias de COVID.
• Aplicación y vigilancia de los protocolos y flujogramas específicos para la atención de pacientes sospechosos o con COVID.
Reconocimiento inmediato de COVID-19 como riesgo de trabajo para todo personal laborando en cualquier institución del Sistema Nacional de Salud.
• Contratación definitiva e inmediata a todo personal temporal o por horarios en los distintos niveles de atención del SNS en la atención de los pacientes con COVID.
• Salarios dignos y pago correspondiente por riesgo de infectocontagiosidad.

Y en el último, pero no menos importante, exigen respeto a la sociedad y al gobierno seguridad, con medidas que salvaguarden la integridad del personal, además de penas más duras para aquellos que intenten o realicen una agresión al personal.

Estas son las razones por las cuales trabajarán bajo protesta del 13 al 17 de mayo hasta contar con las garantías individuales y derechos humanos de todo el pueblo por igual, esperando pronta respuesta a las peticiones. En la redacción del documento se estipula que no han considerado un paro de labores, sin embargo, con el mismo buscan sumar y proponer acciones para brindar un servicio de calidad, pero con suficiente seguridad para el personal y sus familias.