E.P., Santiago de Compostela.- Representantes de la Asociación Gallega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) han subrayado que la elevada cualificación de los médicos de familia gallegos, y de sus colegas del resto de España, les ha abierto las puertas de mercados de trabajo de otros países europeos, en los que se aprecia su capacidad y polivalencia. "El nivel de cualificación de los profesionales gallegos y españoles de Atención Primaria es tan completo que, aunque no tengan rango de expertos, su capacidad es suficiente para adaptarse a cualquier tipo de situación", ha señalado José Antonio Ferreiro, presidente del Comité organizador del VIII Congreso Gallego-Portugués y de las XI Jornadas Gallegas de Medicina Familiar y Comunitaria, encuentros científicos que se celebran, simultánea y conjuntamente, este jueves 16 y viernes 17 de octubre en Santiago de Compostela.

El doctor Ferreiro ha recordado, además, que las cualidades descritas están muy reconocidas en países como Portugal, Suecia o Reino Unido, donde las contrataciones de médicos de nuestro país son comunes, e incluso, en el caso de los dos países norteños, a través de cauces oficiales formales ya consolidados.

Preguntado sobre la significativa presencia de médicos de Primaria gallegos en los citados países, Ferreiro lo consideró "una alternativa más" para los profesionales, los cuales, en compensación a desplazarse a vivir al extranjero, se encuentran con "condiciones laborales muy favorables", tanto en sueldos más altos como en menor carga horaria, si bien por lo general deben asumir más funciones y, por consiguiente, "más responsabilidad".

En el caso de Portugal, el secretario del Comité organizador del Congreso, Jesús Sueiro, relativizó la salida de médicos gallegos hacia el país vecino, dado que no se trata de una "emigración masiva", sino una circunstancia producto de un fenómeno coyuntural, ya que según explicó que fue un exceso de licenciados en las facultades españolas que el mercado laboral no podía absorber, al tiempo que en las universdidades lusas sucedía lo contrario.

En esta VIII edición se reunen en la capital compostelana unos 300 facultativos, que van a intercambiar experiencias e información, a través de mesas redondas y ponencias sobre aspectos tan fundamentales en la práctica del médico de familia como los problemas de salud mental, la osteoporosis, y el desarrollo de la carrera profesional entre otros.