Redacción, Barcelona.- El "Simposio Internacional de Patología Forense: Armas de fuego y explosivos" organizado por el Instituto de Medicina Legal de Cataluña, y celebrado esta semana en Barcelona ha servido para poner al día y en común los últimos avances experimentados en el campo de la Medicina Legal de análisis de las lesiones por armas de fuego y explosivos.

Según los organizadores, para los médicos forenses de España ha representado una oportunidad única de conocer las nuevas técnicas de trabajo en el campo de las heridas por las nuevas armas de fuego y explosivos que se extienden por todo el mundo, "ya que en España no ha habido una cultura del arma de fuego de largo calibre", resaltó el director del congreso Josep Arimany.

El encuentro ha congregado, por primera vez, a representantes de más de 50 institutos de Medicina Legal españoles y extranjeros, y han participado expertos en balística y explosivos de la Policía Nacional, la Guardia Civil, el Ministerio de Defensa, los Mossos d"Esquadra, la Policia Foral de Navarra y la Asociación Europea de la Policía, así como catedráticos en Medicina Legal, criminólogos, antropólogos, técnicos en Toxicología, fiscales y jueces de Cataluña, Madrid y Valencia.

El Simposio contó también con la participación de expertos mundiales en la materia. Como Vicent Dimaio, jefe del Instituto de Medicina Forense de San Antonio (Texas), quien habló sobre la "fisiopatología de las heridas mortales por armas de fuego" con especial incidencia en los efectos que pueden tener sobre el cuerpo humano la trayectoria, la velocidad y las características de un determinado proyectil. Según el forense, se debe considerar otros factores a la hora de evaluar los efectos lesivos y la potencialidad de incapacitar a la víctima, "como son el tipo de órgano dañado, la extensión del daño causado en el tejido y la propia reacción psicológica ante el choque del impacto".

Globalización de las heridas

Por su parte, el doctor Robert Nashman, jefe de patología forense del Instituto de Medicina Legal de Tel-Aviv (Israel) y una autoridad mundial en la materia de heridas por explosivos, centró su charla en la existencia del fenómeno de la "globalización de las heridas", ya que "los atentados terroristas -dijo- no conocen fronteras y utilizan métodos muy parecidos".

También se abordó el tema de la patología forense en las heridas por armas de fuego, a cargo de la especialista norteamericana Marie-Lydie Pierre-Louis, jefa de medicina forense de Washington DC. Según explicó, la incidencia de las muertes por armas de fuego es muy elevada en el caso Estados Unidos, comparada con el resto del mundo y puso de manifiesto que las heridas por arma de fuego son una de las primeras causas de muerte y son responsables de dos tercios de los homicidios.