Redacción, Madrid.- Un equipo de profesionales de varios servicios médicos del Hospital Universitario La Paz, de la Comunidad de Madrid, ha realizado con éxito, por primera vez en el mundo, la sustitución de la aorta torácica en un sólo acto quirúrgico.

Según se recoge en un comunicado oficial, la intervención fue efectuada a un varón de 64 años que padecía un aneurisma de aorta torácica de diez centímetros de diámetro, que en los últimos días había aumentado y le provocaba dolor. La operación consistió en la reparación del arco aórtico enfermo desde su salida del corazón hasta la aorta descendente a la altura del diafragma, incluyendo los troncos supraaórticos.

Fuentes del equipo médico han señalado que la formación de grupos multidisciplinarios de trabajo en los que cada profesional aporta su experiencia y conocimientos específicos están creando en el Hospital La Paz alternativas terapéuticas que eran impensables hasta hace muy poco tiempo. "Esta intervención es ejemplo de ello, ya que en ella han intervenido profesionales de los servicios de Cirugía Vascular, Cirugía Cardíaca, Cardiología, Radiodiagnóstico y de Anestesia y Reanimación".

Ocho horas de intervención

La intervención se realizó el pasado jueves 13 febrero y tuvo una duración de ocho horas. Tal y como se recoge en el comunicado oficial, se realizó bajo anestesia general, circulación extracorpórea, hipotermia y parada cardíaca y circulatoria total con protección cerebral retrógrada. A través de una esternotomía media, se efectuó la sustitución de la aorta ascendente por un tubo protésico de dacron, que se unió a las arterias que irrigan la cabeza y miembros superiores.

La gran novedad de este procedimiento es que el extremo de este tubo protésico se ha sellado en el mismo acto quirúrgico y sin necesidad de toracotomía, con la aorta descendiente por medio de prótesis endovasculares (malla realizada en una aleación de metales recubierta de dacron) que habían sido diseñadas y fabricadas a la medida para este paciente.

Por último, se ha realizado la anastomosis (unión) con la aorta ascendente y se ha recuperado la temperatura corporal del paciente lentamente hasta conseguir latido cardíaco espontáneo, verificándose la permeabilidad y la estanqueidad de los injertos. Tras permanecer dos días en la Unidad de Reanimación Cardiotorácica, el paciente fue trasladado a planta.

La reparación endovascular de los aneurismas y las roturas de aorta torácica representan una técnica novedosa que se viene desarrollando con éxito en el Hospital La Paz desde hace siete años. Esta técnica supone una alternativa al tratamiento quirúrgico convencional y se puede realizar en lesiones tanto agudas como crónicas de la aorta torácica. Para ello, generalmente se realiza una pequeña incisión en la arteria femoral, junto a la ingle, por donde se introduce una prótesis endovascular que se dirigen hasta la zona afectada para aislarla y cerrarla.

Las ventajas de este tratamiento son la menor mortalidad y morbilidad, aunque tenía la limitación, ahora superada, de que únicamente podían tratarse lesiones localizadas por debajo de la arteria subclavia izquierda.